En total, desde que comenzó la primavera. se han recibido partes de siniestro correspondientes a casi 164.000 hectáreas, de las cuales más del 60% corresponden a daños ocurridos en mayo.

Las comunidades de Castilla-La Mancha y Aragón son las que más superficie acumulan, con más de 51.600 y de 30.000 respectivamente. A continuación, se sitúan Castilla y León, Extremadura y Cataluña.

Por cultivos, los herbáceos son los que acumulan mayor volumen de superficie afectada con cerca de 93.000 hectáreas, seguidos por los frutales, con 25.240 hectáreas. No obstante, la mayor indemnización la registren estas últimas, con casi 60 millones de euros. También se han registrado daños en viñedo y en hortalizas, especialmente ajos y tomate.

Desde AGROSEGURO se matiza que es previsible que a lo largo del periodo estival se sigan registrando tormentas de pedrisco, “por lo que estas cifras continuarán aumentando”. Confirma, además, que las labores de tasación están “muy avanzadas” y se intensificarán a medida que se vayan alcanzando los periodos de recolección de los diferentes cultivos.