La agrupación va a abonar las compensaciones a 15.500 asegurados, que suponen más de la mitad de los productores que han declarado siniestro en esta campaña. Los de Castilla y León, la región más afectada con más del 65% de la superficie total siniestrada, recibirán la mayor indemnización en este primer pago (23,7 millones), seguidos de los agricultores de Castilla-La Mancha (7,7 millones). En el resto de comunidades autónomas afectadas por los siniestros de sequía, los asegurados van a percibir, en total, más de 11 millones de euros.

Hasta la fecha, se ha tasado más del 75% del total de la superficie siniestrada recibida, llegando hasta prácticamente el 100% en Andalucía, Cataluña y Extremadura. No obstante, la entidad sigue recibiendo declaraciones de siniestro –más de 10.000 hectáreas diarias- y estima que la superficie total siniestrada de cereales de invierno y leguminosas por sequía alcanzará los 1,3 millones de hectáreas.