“Es incorrecto que en el mundo y en Latinoamérica las autoridades de supervisión quieran agrupar a las aseguradoras, y a los bancos y financieras. Hay similitudes, pero también grandes diferencias que ameritan un trato diferenciado; principalmente, en el tema de cumplimiento de capitales y requerimientos de prevención de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo. La industria aseguradora es de bajo riesgo para el lavado de activos, y cualquier complicación que se le coloque a la suscripción o proceso de venta de una póliza limita el crecimiento y la cantidad de personas aseguradas”.

Girón solicita que se diferencien ambas actividades porque “la ley contra el lavado de dinero es una; la Intendencia de Verificación Especial (IVE), de la Superintendencia de Bancos (SIB), prepara el reglamento para cada industria supervisada. Lo que hemos notado es que han buscado (los entes supervisores) que las aseguradoras cumplan con requisitos muy parecidos a los de los bancos, pero siendo una actividad de menor riesgo, pone en apuros a las personas que quieren una póliza”.

Los principales inconvenientes que tienen estos temas, tal y como puso de manifiesto en una entrevista concedida a ‘SigloXXI’ son “llenar la misma papelería que se requiere para comprar un seguro que para abrir una cuenta bancaria. Lo que buscaríamos es que la IVE refleje que las aseguradoras son una industria de menor riesgo y que sea un formulario más sencillo y simple de cumplir en comparación con el que se usa para la actividad bancaria. Lo hemos solicitado y es parte de un debate continuo”.

RETOS PARA EL MERCADO DE GUATEMALA

El presidente de AGIS reveló que el principal reto del mercado de seguros es el desarrollo de seguros de Vida, Accidentes y Gastos Médicos y que los más beneficiados serían la sociedad. “Nos hemos preocupado mucho por proteger el patrimonio de los asegurados (casas, carros, empresas) y, en beneficio de la sociedad, debemos preocuparnos por proteger la vida y la salud. Cuando una persona no prevé (salud y vida), los costos para la sociedad son enormes”.

“Se ha conversado continuamente con la SIB, porque la idea es facilitar el registro de los productos para la comercialización de seguros. Después del congreso FIDES, celebrado en Antigua, “toda América Latina coincidió en que esto es un dilema y en Guatemala buscaremos el apoyo de FIDES para que facilite el registro de más productos y así facilitar la comercialización”.

Los productos que esperan impulsar son “productos innovadores o con coberturas como accidentes específicos o el de desempleo. Además, falta la evolución de canales comerciales. En otras partes del mundo, una persona puede contratar un seguro por teléfono, y cuando termina la llamada, literalmente, está asegurado. En Guatemala se busca cumplir con muchos procesos formalistas”.