logo-aemesAunque la sentencia todavía puede ser recurrida en casación, desde la patronal se ha elaborado un documento para sus asociados donde se explica el alcance de esta medida y recomendaciones para su implantación.

Recuerda AEMES que se establece una obligación para las empresas de entregar, tanto al empleado como a la representación legal de los trabajadores, un documento donde, a modo de prueba, figure el número de horas extraordinarias realizadas.

“En opinión de la Audiencia Nacional, la forma de acreditar la realización de horas extraordinarias es registrar la jornada diaria de sus empleados. Si este solo fuera obligatorio cuando se realizan horas extraordinarias se produciría un ‘círculo vicioso que vaciaría de contenido esta institución’, puesto que la existencia de horas extraordinarias nace del número de horas trabajadas por encima de la duración máxima de la jornada de trabajo. Por ello, sin un registro de la jornada diaria, sería imposible controlar la realización de horas por encima de la jornada laboral”, se explica desde AEMES.

COMPARTIR