En esta línea, la asociación propone a las autoridades que el seguro de Vida no sea gravado, de modo que el gobierno se beneficie con el incremento de las primas cobradas, “es decir que grave vía los beneficios. Y que el gravamen a los seguros de Propiedades (con un impuesto selectivo al consumo), sea cambiado a un ITBIS de modo que el consumidor final no se vea afectado”, informa ‘Listín Diario’.

Para la asociación “este tema representa una lucha interna”. De acuerdo a la presidenta, “en la medida en que aumentan los impuestos a los seguros disminuyen las primas cobradas, lo que afecta al gobierno. Las aseguradoras no están generando ingresos a través de ese servicio y, por ende, el gobierno disminuye su capacidad de recaudo”. Grullón hizo referencia a la caída de las primas registradas en diez años, ya que “en 1992 se cobraban 10 millones de dólares en concepto de primas y en 2012 solamente 2 millones”.

Además, alegó que en el caso del seguro de Vida, al estar gravado con un 16% lo que hacen los interesados es comprarlo fuera del país, por lo que ese beneficio no entra al Estado, en cambio si es comprado directamente a una aseguradora local el gobierno se beneficia directamente, puntualizó.