“En un breve análisis que se presentó a la Sipen se determinó que la combinación del ciclo de bajas tasas y la norma de valoración de activos, solo en julio de 2013, se generaron ganancias contables de 1.500 millones (35,8 millones de dólares) para los fondos de pensiones”, explicó Jáquez. Según recoge el diario ‘Listín diario’, la ejecutiva afirmó que la ley 87-01 no establece una comisión de un 30% de los fondos de pensiones que administran las AFP, sino una comisión de un 30% sobre la rentabilidad que excede la tasa de interés promedio que pagan los certificados en la banca. Para Jáquez, esta comisión solo se cobra si la rentabilidad de los fondos de pensiones por la gestión de la AFP supera dicha tasa.

La presidente de ADAFP manifestó que la comisión conoce el volumen de los fondos administrados y posee competitividad al situarse favorablemente dentro de los parámetros de países referentes y comparables de la región, según publicaciones de organismos internacionales de alta credibilidad, así como en relación a otros administradores de activos, tanto locales como internacionales.

Jáquez indicó que con el análisis presentado a la Sipen pudo comprobar que el incremento en las ganancias de las AFP se debe a la norma de la Sipen y al comportamiento de las tasas de interés. Las AFP han pedido desde hace meses que se modifique dicha norma para que se evite la volatilidad en las ganancias y las pérdidas de los fondos de pensiones ante ciclos económicos de tasas desfavorables.

“Desafortunadamente, hasta la fecha, la Sipen no ha dado el carácter que amerita este tema y aún no ha modificado la normativa vigente para que se protejan los fondos. La norma de la Sipen es determinante para definir la rentabilidad de los fondos de pensiones y las comisiones por rentabilidad que logran las AFP. Por lo anterior, consideramos innecesario exponer al trabajador dominicano a riesgos desconocidos al realizar cambios a la ley 87-01 cuando está al alcance un cambio inmediato y sencillo en la norma”, explicó Jáquez.