“CRÉDITO Y CAUCIÓN ha sido la primera aseguradora de crédito en cerrar un acuerdo para mejorar las garantías de acceso a la financiación de operaciones en el mercado doméstico que, por primera vez, forman parte de la oferta de financiación de ICO”, afirma la entidad en su comunicado. El importe aprobado para ambas líneas alcanza los 12,5 millones de euros por cedente.

Con este acuerdo, la aseguradora busca reforzar el papel de su ‘Sistema de Información del Beneficiario (SIB)’ para impulsar la concesión de financiación por parte de las entidades financieras colaboradoras.

A través del SIB, la empresa asegurada accede a un listado de su cartera comercial para activar, cliente a cliente, las cláusulas de beneficiario a favor de su entidad financiera, lo que otorga a esta acceso a la información de los límites de cobertura para todas las operaciones a crédito con el cliente designado. En el SIB no existen costes de adhesión, ni para las entidades financieras colaboradoras ni para las empresas aseguradas.