Además, sobre el coste médico que asumen las EPS, señaló que hace las cosas más difíciles: “El Plan Obligatorio de Salud (POS) va a crecer y las condiciones de aseguramientos siguen siendo malas, las gestoras van a responsabilizarse de la atención integral de las personas que no van a estar afiliadas a ellas sino a Salud Mía, pero deben responder por ellas con los recursos que van llegando y además de todo, va a responder por su propio patrimonio”, dijo en información de ‘Dinero’.

Por ello, desde Acemi se ha solicitado al Gobierno y al Congreso que faciliten la salida de las EPS de la actividad. Así, entre sus opciones estarían: retirarse del aseguramiento social y especializarse en seguros voluntarios; convertirse en administradoras, gestionando la prestación de servicios de salud en un área de gestión sanitaria; o convertirse en prestadoras de servicios y unirse a alguna red si están integradas verticalmente.