Así, las pérdidas preliminares atribuibles a Sandy en el noreste de Estados Unidos se sitúan para ACE en 380 millones de dólares después de impuestos (294 millones de euros), netos de reaseguro e incluyendo las primas de reinstalación, según las estimaciones de la compañía. La aseguradora indicó que la estimación incluye las pérdidas generadas por las compañías comerciales y los negocios de seguros personales de No Vida, así como sus operaciones de reaseguro, si bien "debido al tamaño y la complejidad tanto de la tormenta como de las pérdidas relativas, las estimaciones están sujetas al cambio", señala ACE.

Por su parte, MONTPELIER RE estima que sus pérdidas, antes de impuestos, efectuadas a partir de Sandy en el cuarto trimestre serán de aproximadamente 95 millones (73 millones), netos de recuperaciones de reaseguro y primas de reinstalación. La compañía con sede en Bermudas añadió que sus primeras estimaciones sobre las pérdidas se basaron en una combinación del modelo de análisis CATM de MONTPELIER, una evaluación de la suscripción de los contratos en vigor y un número limitado de notificaciones de pérdidas recibidas de los clientes.

Al igual que ACE, MONTPELIER RE advirtió que "debido a las incertidumbres asociadas con las diversas aportaciones a la estimación, las pérdidas reales pueden diferir significativamente de lo previsto".

COMPARTIR