Solo en el segundo trimestre del año, el grupo contabilizó un beneficio neto de 891 millones (675 millones de euros), casi triplicando la cifra del mismo periodo anterior. El resultado neto, tanto en el trimestre como en el semestre, se beneficia de las plusvalías netas realizadas, que un año antes había sido negativas.

Evan G. Greenberg, presidente y consejero delegado del grupo, valora los buenos resultados técnicos logrados en el segundo trimestre, “ilustrados por un ratio combinado en No Vida, que fue del 87,9%, y que se beneficiaron de la mejora de márgenes y el crecimiento de primas a nivel mundial”. “El total de primas netas de seguros generales –comenta- se incrementó más de un 8,5% en el trimestre. El crecimiento fue particularmente fuerte en América del Norte, Asia y América Latina, donde las nuevas adquisiciones en México ya están contribuyendo a los fuertes resultados de la región”.