“Hemos tenido un buen cuarto trimestre, lo que contribuye a un año excelente. Incluso con el impacto de la tormenta Sandy, hemos producido un beneficio de explotación de más de 490 millones de dólares (360 millones de euros) en el trimestre y el valor contable por acción ha aumentado un 2%. Estos resultados siguen demostrando la fortaleza de nuestra cultura de suscripción y los beneficios de la diversificación del negocio a nivel mundial”, valora Evan G. Greenberg, presidente y consejero delegado del grupo.

Según revela el ejecutivo, el conjunto del año ha mostrado un resultado operativo antes de impuestos de 2.600 millones (1.920 millones de euros), lo que implica un aumento del 13% sobre 2011. “Hemos generado un beneficio de suscripción de 1.200 millones (887 millones de euros) con un incremento del 11%, y un ratio combinado del 93,9% (94,7% en 2011). Este es un resultado técnico excelente, especialmente teniendo en cuenta que se ha sufrido la peor sequía de Estados Unidos en los últimos 25 años, a lo que se suma las pérdidas de Sandy. También hemos producido buenos resultados de inversión, con unos ingresos que bajan menos del 3%, un rendimiento bueno teniendo en cuenta los bajos tipos de interés. Nuestro ROE operativo fue del 11%”, concluye Greenberg.