Unos 2.300 accionistas de FORTIS, contrarios a la división del grupo, han iniciado un nuevo procedimiento para declarar nulas las decisiones que llevaron a la fragmentación del grupo, según una información de la radio pública VRT, de la que se ha hecho eco la agencia Efe.

El abogado belga Mischael Modrikamen, que representa a este grupo de accionistas, sólo había acudido a procedimientos de urgencia para suspender el desmantelamiento de FORTIS y la venta de sus activos bancarios en Bélgica y Luxemburgo. Con el nuevo procedimiento, el abogado pretende ahora anular definitivamente la venta de FORTIS.