Los representantes de la Administración informaron sobre aspectos en los que se puede ayudar al consumidor por la vía del arbitraje de consumo, "al que las aseguradoras se resisten a incorporarse en perjuicio de los consumidores, y por la vía de las sanciones cuando reciben denuncias derivadas de prácticas o cláusulas abusivas", detalla el comunicado.

Asimismo, recordaron que un incorrecto uso de los datos del cliente (por ejemplo, la investigación de sus recibos domiciliados) o la coacción en la contratación de seguros vinculados a préstamos —práctica prohibida por Directiva Comunitaria— pueden ser objeto de sanciones de elevado importe. Finalmente, también son sancionables las conductas que conculquen el derecho de competencia.

ABACOSE solicita la adhesión al Sistema de Arbitraje de Consumo

Por otro lado, ABACOSE presentó formalmente su solicitud de adhesión al Sistema de Arbitraje de Consumo aportando, además, empresarios como árbitros. No en vano el arbitraje, por ser un sistema extrajudicial vinculante de resolución de conflictos sin coste para el ciudadano ni el empresario, es un elemento crucial en la responsabilidad social de las empresas de ABACOSE, plenamente orientadas a una relación de calidad y confianza, garantizando la seguridad de sus clientes.