"Este año ha sido muy particular. Los argentinos nos hemos enfrentado a los efectos de un cambio climático caracterizado por fuertes inundaciones, caídas de granizo, heladas, sequías y otros eventos que afectaron a miles de ciudadanos, empresas y agricultores" y las aseguradoras han cumplido con el pago de los siniestros, dijo Francisco Astelarra, presidente de la Asociación Argentina de Compañías de Seguros, en nombre de las cuatro cámaras que integran el Comité Asegurador Argentino: Asociación Argentina de Compañías de Seguros (AACS), Asociación de Aseguradores de Vida y Retiro de la República Argentina (AVIRA), Asociación de Aseguradores del Interior de la República Argentina (ADIRA) y la Unión de Aseguradores de Riesgos del Trabajo (UART). “En el último ejercicio las aseguradoras hemos contribuido a este bienestar pagando 3.109.722 siniestros por 35.000 millones (5.998 millones de dólares)", destacó el directivo.

Tal y como publican los medios de país, Astelarra explicó que "el crecimiento sostenido que viene mostrando el ramo [por los seguros de Vida y Retiro] podría encontrar una vertiginosa aceleración si se actualizarán los incentivos fiscales", apuntó Astelarra. Según remarcó "una corrección de este desfase generaría un mayor interés de parte de la población por tomar cobertura, un considerable incremento del ahorro de largo aliento, aumento de la capacidad del sector como motorizador del mercado de capitales en su calidad de inversor institucional y un impulso al desarrollo de las compañías, que crecerían en personal, fuerzas de ventas indirectas y acciones de conciencia aseguradora".

Por su parte, Juan Bontempo, Superintendente de Seguros de la Nacion (SNN), dijo que "hoy se emitió el primer spot publicitario alentando la cultura del seguro, como canal para potenciar el ahorro y el crecimiento". "Han crecido porque hay millones de ciudadanos que tienen trabajo y la posibilidad de acceder a bienes y servicios", apuntó.

Además, calificó como "un éxito" el programa de incentivos conocido con el nombre de "Inciso K", que permitió a las compañías aseguradoras invertir casi 9.000 millones de pesos (1.542 millones de dólares) en instrumentos financieros destinados a "que han generado más trabajo y más usuarios de seguros en la Argentina".

También fue expansivo el segmento de los seguros de Vida y Retiro, aunque todavía se considera que se mantiene en un bajo nivel respecto del potencial. En el último ejercicio marcó un incremento de 31% respecto del anterior, pasando de 12.000 a 16.000 millones de pesos (2.056 a 2.742 millones de dólares)", dijo Astelara.

Por otra parte, el directivo declaró a ‘Infobae’ que el sector "está trabajando en la estimación de cuánto ha sido el impacto en este último año de la presión tributaria de provincias y municipios, que es el punto que más preocupa" a la industria del seguro.

ACCIDENTES LABORALES

A días de cumplirse el primer año de vigencia de la Reforma al Sistema de Riesgos del Trabajo, Astelarra destacó que "la industria logró cubrir a casi 9 millones de trabajadores, récord y al mismo tiempo bajar el índice de mortalidad en un 20%, y aumentar en promedio 40% los montos de las indemnizaciones por encima del crecimiento salarial, juntamente con el sostenimiento y mejora de la calidad de la atención médica".

También se han logrado progresos por parte de la litigiosidad, pero el panorama muestra dos caras, dijo Astelarra: "Por un lado la baja en la cantidad de demandas por responsabilidad civil con destino al empleador -uno de los objetivos de la Reforma- y por el otro, un incremento del orden del 25% interanual en los juicios intra-sistémicos, en los cuales se reclaman mayores prestaciones aún. En esta materia es clave el rol de la Justicia. La unificación en la aplicación de los criterios en materia judicial será lo que determine la evolución de la litigiosidad en los próximos años".