Raúl de Andrea ha asegurado que las empresas de seguros que atienden a esos segmentos de la población realizan una serie de esfuerzos para logar un mayor índice de penetración del seguro en las capas de la población con inclusión social. En este sentido indicó que las empresas agrupadas en Apeseg elaboran una base de datos para determinar qué personas ya cuentan con un microseguro. La labor de estas entidades es “básicamente expandir el producto utilizando socios estratégicos que agrupan a personas de bajos ingresos”, comentó.

Para el gerente de Apeseg uno de los beneficios de estos seguros tiene que ver con el ramo de Autos puesto que “representan el mayor motivo para asegurarse contra un evento así. Lamentablemente es el de mayor frecuencia en nuestro país y en su mayoría afecta a personas de bajos ingresos”, recoge El Peruano.

El diario también señala que para el caso de fallecimiento por accidente, los beneficios pagados por este tipo de seguros pueden superar los 15 millones de nuevos soles al año (5,8 millones de dólares). Otro de los seguros más contratados son los escolares adquiridos por los padres de familia para sus hijos o protegen a los progenitores contra una enfermedad grave.

Raúl de Andrea ha asegurado que hay un interés creciente en estos productos y sostiene que “para consolidar el crecimiento de este productos se debe seguir afinando los mecanismos de afiliación y de pago. Tienen que ser simples y de fácil acceso, en este caso el aporte de la nueva Ley del dinero electrónico es muy importante", aseveró.