Así lo confirmó Jorge Lince, el nuevo liquidador de la aseguradora designado por la Superintendencia de Bancos y Seguros desde el 30 de septiembre pasado, quien indicó que las personas que no hayan presentado sus reclamaciones, deberán hacerlo por la vía judicial, como se establece en la Ley de Seguros.

En los próximos 30 días se prevé cuantificar la deuda de la aseguradora en liquidación con sus exclientes, publicar la lista de los acreedores calificados y comunicar cuándo se iniciarán los pagos. Lo más probable, según Lince, es que las devoluciones se realicen por partes, y se hará lo posible “posible para entregar el 100% de los fondos a cada persona”, afirmó. Para ello, en estos días se definirá en qué porcentajes se dividirá las cuotas de los pagos. “Hasta el momento –dice-, ya se ha cuantificado parte de los activos de PRIMMA, que suma unos 600.000 dólares entre oficinas, terrenos y otros. A esa cantidad se sumarán las cuentas por cobrar, cuyo monto todavía no está definido”, publica ‘El Comercio.