Sobre esta base, el Pool afronta ahora nuevos retos, que, como se reconoce desde la misma institución, se centran en: consolidar su amplia experiencia de suscripción en una realidad cambiante, adaptar continuamente el contenido de la cobertura a las exigencias de una normativa también en evolución, mantener una labor de divulgación y realizar propuestas de mejora y desarrollo. Y es que, como se subraya, “en definitiva, el Pool conjuga evolución y solidez, actualizando sus objetivos y manteniendo la misma filosofía fundacional”.