La sesión de trabajo fue presentada y moderada por Antonio Pérez Ceide, delegado territorial de GRUPO MUTUA MADRILEÑA (MMGLOBALIS). Ángel Martínez González, Inspector de Seguros del Estado de la DGSFP examinó el régimen jurídico de los auxiliares externos y de los mediadores (funciones, obligaciones, prohibiciones) destacando que la actividad de mediación no es exclusiva, siempre que se preserve el sentido de protección al consumidor.

Por su parte, José María Muñoz Paredes, catedrático de Derecho Mercantil por la Universidad de Oviedo, consideró excesivo el deber de información al cliente, ya que “las obligaciones de información suponen un aumento de la burocracia en detrimento de la información de calidad”. A su juicio, el deber de información se debe realizar antes de la conclusión del contrato y en la renovación si se producen cambios en el mismo.

TIREA: UN FORMATO ÚNICO PARA EL INTERCAMBIO DE INFORMACIÓN

Asunción Blasco, subdirectora del Departamento de Desarrollo de Negocio y Gestión de Servicios de TIREA, presentó la plataforma EIAC (Estándar unificado de Intercambio de Información entre Aseguradoras y Corredores de Seguros), iniciativa sectorial para la automatización del intercambio de información entre corredores y entidades aseguradoras, que se presentó inicialmente en el marco de la Semana del Seguro que organiza INESE (ver edición de 16 de marzo). En la actualidad, el proyecto se halla en el proceso de implantación y puesta en marcha.

Desde la web www.tirea.es se permite de forma libre acceder tanto a la documentación que recoge los formatos estándar como al diccionario de datos. La directiva de TIREA animó a los asistentes a formar parte del desarrollo proyecto adhiriéndose a él y aportando sugerencias.

LA IMD2 IMPONDRÁ LA IGUALDAD EN EL MERCADO

La jornada la cerró Manuel Vila, expresidente de BIPAR, exponiendo las líneas básicas sobre las que girará el debate sobre la tramitación de la futura IMD2. Comentó que la estructura de la futura directiva se basará en la modificación de varios capítulos de la actual directiva y la incorporación de un capítulo específico sobre los PRIPs. Los ejes principales de la directiva afectarán a la ampliación del ámbito a las compañías de seguros, la equiparación de los aseguradores a los mediadores en el ámbito de la distribución, la consideración de las especificidades de los canales existentes actualmente, la información basándose en estándares europeos, la adaptación de la formación al producto distribuido, la transparencia en la remuneración y el régimen de sanciones.

Sobre al ámbito de aplicación, se pretende imponer la igualdad en el mercado. Estos cambios puede que no influyan a los mediadores en lo que se refiere a la definición de figuras, pero sí en las formas de ejercer su profesión. Se endurecerán los requisitos de información en función de la figura de mediador de que se trate y, en el tema de la transparencia, no debe estar solamente centrada en la información al cliente referida al cobro, sino también con el tipo de análisis realizado para el asesoramiento (en alusión al diferente criterio a seguir entre riesgos-masa y productos ligados a la vida, el ahorro o la inversión).

COMPARTIR