La cifra exacta es de 191.350 personas, lo que representa un incremento interanual de casi un 10,6 % y supone el 44 % de las 434.739 solicitudes que recibió en total el año pasado el citado registro.

Esas peticiones incluyen, además, los certificados negativos, es decir, los que no tenían ningún seguro de vida asociado, que fueron casi 240.000, un 4,6% más que el año anterior.

En cuanto a las solicitudes, 122.487 procedían de las notarías, que están obligadas a informar de oficio cada vez que tramitan una herencia. Otras 22.256 peticiones llegaron por vía telemática, y en 11.342 de ellas existía algún seguro. Por último, a través de la ventanilla en oficinas habilitadas se tramitaron 55.643 peticiones y se emitieron 55.421 certificados, 27.145 de ellos con resultado positivo.

En concreto, la sede del registro de La Rioja fue un año más la que recibió más solicitudes de toda España, un total de 41.916. A continuación se situó la Comunidad de Madrid, con 16.928 solicitudes y en tercera posición, Valencia, que recibió 16.061 solicitudes.