Las emisiones del primer trimestre se comparan con ocho ofertas que trajeron 1.300 millones (1.012 millones de euros) en capacidad al mercado durante los primeros tres meses de 2012, informó el broker.

"Los flujos de capital crecientes en el espacio sugieren que la actual caída en los precios ILS puede ser una característica de largo plazo del mercado", dice WILLIS en el informe. "Ambos, generalistas y especialistas en ILS, están poniendo más dinero a trabajar".

MERCADO MADURO SANO

El informe de WILLIS apunta a que en 2013 la emisión de bonos catástrofe puede superar la de 2012 de 5.900 millones de dólares (4.594 millones de euros), la segunda emisión anual más alta hasta la fecha, después de 2007, que fue el año más grande con 7.200 millones (5.606 millones) en bonos de catástrofe emitidos. "Dicho esto, podría por supuesto ser verdad los que algunos inversores entrarán y saldrán con el tiempo. Eso es simplemente una señal de un mercado maduro sano".