Inicio | Noticias | Notable protagonismo de la bancaseguros en la segunda ola de integración bancaria
bancaseguros
Noticia, 

Notable protagonismo de la bancaseguros en la segunda ola de integración bancaria

BDSMercado

En la segunda ola de integraciones bancarias que acaba de comenzar en España con la operación Caixa-Bankia, el negocio de bancaseguros tendrá una notable relevancia. Especialmente, en el actual escenario de márgenes comprimidos por un escenario largo de tipos ultrabajos, y un horizonte crediticio particularmente adverso. Por ello, la aportación del negocio asegurador proporcionará a aquellas entidades bancarias más activas en la práctica aseguradora una mayor capacidad de resistencia y estabilidad frente a la crisis.

Así lo revela Afi en un análisis en el que señala que algunas integraciones, como la mencionada, proporcionan adicionalmente un potencial de crecimiento bastante notable a medio plazo del propio negocio asegurador, el cual, aunque también sufrirá los efectos de la pandemia, mostrará mucha mayor estabilidad y robustez que la banca, como ya ocurrió en la crisis anterior.

La radiografía de las compañías aseguradoras que operan en España vinculadas a grupos bancarios muestra en 2019 que siguen acaparando (con peso creciente) en torno al 50% de la actividad y de los resultados que genera el sector asegurador. En torno a una tercera parte de los resultados obtenidos de la banca por su negocio en España en 2019 provienen (directa o indirectamente) de su actividad de bancaseguros.

Un tercio de los resultados de la banca es atribuible a su negocio asegurador

Las aseguradoras vinculadas a grupos bancarios mantuvieron el pasado año una rentabilidad en niveles muy elevados, con un ROE medio de casi el 18%. Aunque ligeramente inferior al del año anterior, se mantiene muy por encima de la media del conjunto del sector (ROE del 10,5%).

La participación de la banca en el negocio de seguros doméstico aportó directamente casi 2.000 millones de euros a los resultados de sus cuentas consolidadas de 2019. Así, considerando exclusivamente el negocio doméstico, la contribución directa del sector seguros a la banca (sólo por el resultado de sus participaciones aseguradoras) se situó en el 25%.

En términos efectivos, dicho porcentaje constituye un suelo, puesto que además ha de tenerse en cuenta el margen asociado a los ingresos por comisiones que proporciona la distribución comercial de los seguros que se realiza desde la propia red bancaria. Considerando adicionalmente esta contribución indirecta, en torno a un tercio de los resultados de la banca por su actividad doméstica es atribuible a su negocio asegurador.

En su análisis, Afi estima que dicha contribución será muy superior en el presente ejercicio y los siguientes, “en los que los resultados bancarios vendrán lastrados por elevadas provisiones crediticias como consecuencia de los efectos económicos negativos de la pandemia. Lejos de un déjà vu, el recuerdo de esta situación permanece en la memoria reciente de la anterior crisis”, señala.