Inicio | «No hay que tener miedo a reinventarnos»
"xxxxxx"
Noticia, 
María José García Plata, directora general adjunta de EPGSalinas Corredores de Seguros

«No hay que tener miedo a reinventarnos»

MediaciónProtagonistasREDEWI

El sector asegurador ha evolucionado a “un ritmo vertiginoso y tras el impacto de la Covid-19 ha provocado una redefinición del rol del sector”, detalla María José García Plata, directora general adjunta de EPGSalinas Corredores de Seguros. La ejecutiva, que lleva 20 años formando parte del sector, cree que esta evolución del mercado también se observa no solo en su avance tecnológico, sino en su apuesta por la adaptación, la cercanía al cliente y en su evolución hacia la inclusión. Por ello, añade: “No hay que tener miedo a reinventarnos”.

Desde tu punto de vista y desde tu experiencia laboral, ¿cómo ha evolucionado el mercado durante estos años?

Durante los 20 años que llevo en el sector asegurador, en general, su comportamiento ha sido conservador y, a diferencia de otros sectores, ha superado los años difíciles de las crisis económicas. Sin embargo, en estos últimos años ha evolucionado a un ritmo vertiginoso, y tras el impacto de la Covid-19 ha provocado una redefinición del rol del sector, se enfrenta a un cambio de tendencia histórico, con un papel clave dentro de la sociedad del que se espera mayor cercanía, implicación y transparencia para generar confianza. Para ello es fundamental la continua adaptación y no tener miedo a reinventarnos.

¿Qué retos profesionales tienes marcados este año?

Codirigir, de la mano de los dos socios propietarios de EPGSalinas, y junto a mi equipo de personas, el ilusionante proyecto de mediación que se ha proyectado, inmersos en grandes retos en la actualidad y objetivos a medio y largo plazo, donde la profesionalización y la especialización son los pilares fundamentales.

Dedicación y disponibilidad

Ser mujer y formar parte de una correduría no parece ser un perfil muy común. ¿Crees que la Mediación sigue siendo una profesional muy masculinizada o están cambiando?

En nuestra correduría venimos de una larga tradición de lo que supone el papel fundamental de la mujer en la correduría, ya que nuestra fundadora, Elisa Poch, ha liderado la empresa durante los inicios, con la dirección de departamentos específicos. Ha sido una gran luchadora del sector a nivel nacional, participando en diversas instituciones con cargos de gran relevancia.

Tuve la suerte de aprender de ella desde mis comienzos, trabajando codo con codo durante más de una década: la gran mayoría de los valores, capacidades, habilidades y conocimientos adquiridos son gracias a ella, y es una fuente inagotable de inspiración.  Sin duda, ha sido un ejemplo para todas las mujeres del sector asegurador y un gran orgullo para las que formamos parte de la correduría.

En EPGSalinas la presencia de la mujer siempre ha sido importante, representando hoy el 70% de la plantilla. Estamos por encima de la media, pero en general el papel de la mujer en el sector se ha incrementado de forma notable, aunque aún queda mucho por hacer.

En EPGSalinas la presencia de la mujer siempre ha sido importante, representando hoy el 70% de la plantilla

¿Cuál es la principal barrera u obstáculo que encuentran las mujeres para dedicarse a la Mediación?

La gran dedicación que supone, es un gran desafío. Hacer una carrera en el sector asegurador supone mucho esfuerzo, y sigue habiendo obstáculos importantes para mujeres de una franja de edad en que inician su carrera, y deben compaginarlo con la atención a las responsabilidades familiares.

Las mujeres valoramos mucho nuestra vida fuera el trabajo, y eso nos convierte en “todoterrenos”, pero es una cuestión de buena organización, planificación, equilibrio y de contar con el apoyo por parte de la empresa y la familia. La independencia y realización profesional de la mujer debe estar entre las prioridades de todas nosotras.

En mi larga carrera como mujer madre de familia, he pasado por todas las fases y sé de lo que hablo: no ha sido ni es un camino fácil. Mi hija que este año ya cumplió los 30 y mi hijo los 26 años, hacen que me dé vértigo mirar atrás, pero mi orgullo como madre me trae sentimientos de emoción y alegría cuando descubres que crecen con amor, aprenden a ser valientes, independientes, a valorar el esfuerzo, el trabajo y son buenas personas. Todo esto no hubiera sido posible sin la labor que los abuelos han ejercido: siempre he contado con su apoyo en mi carrera profesional, dejando muchos recuerdos que mis hijos guardan con mucho cariño.

La independencia y realización profesional de la mujer debe estar entre las prioridades de todas nosotras.

¿Cómo se podría potenciar que haya más puestos de responsabilidad con voz femenina en los Consejos de Administración de las compañías?

Uno de los principales frenos es la disponibilidad. Para el avance de la mujer en los puestos de responsabilidad, es indispensable que las estructuras empresariales y sociales permitan conciliar la vida laboral y familiar. Las limitaciones impuestas por las propias empresas al ascenso laboral, el techo de cristal, son barreras que tienen que ver con la falta de confianza o con el miedo al fracaso, y que también dificultan para delegar y negociar. Es cierto que en este sentido hemos avanzado, pero queda mucho camino por recorrer y mucho margen de mejora.

Para alcanzar puestos de responsabilidad, sea en Consejos de Administración u otros órganos, es fundamental conocer distintas áreas de gestión empresarial, haber ocupado diferentes puestos de responsabilidad previos, tener experiencia en gestión de equipos, etc. Es decir, contar con una trayectoria profesional que lleve de manera lógica y natural a alcanzar nuevos puestos de responsabilidad. En los últimos años se están produciendo muchos avances, es tarea de todos continuar promoviendo la igualdad de oportunidades.

¿Alguna vez te has sentido discriminada por ser mujer en tu profesión?

Tengo que decir, que dentro de mi empresa siempre he contado con las mismas oportunidades que otro compañero, nunca he tenido que demostrar mis actitudes por ser mujer, el trato a la mujer es igualitario al hombre.

Mi promoción en la empresa ha sido una realidad, no sin una gran dedicación, capacidad de sacrificio, actitud de aprendizaje continuo, y ejercicio diario de mejora. He afrontado todos los retos con una gran ilusión, y siempre me he sentido apoyada y motivada por los socios propietarios de la empresa, David y Carlos Salinas, depositando en mí una confianza que me llena de orgullo.

Asumir grandes responsabilidades supone también una gran satisfacción. Hoy vuelvo a recordar lo que mi padre siempre nos decía: que la constancia y el esfuerzo daban sus frutos.

«Tenemos que hacernos valer, ser cercanos, demostrarlo día a día y contarlo»

El sector seguros y de la Mediación tiene muy mala prensa ¿por qué crees que pasa esto? ¿Crees que está cambiando el concepto que la sociedad tiene del seguro?

Estoy convencida que la mala prensa viene adolecida por la falta de conocimiento sobre el sector asegurador que tenemos en España. Se ha demostrado que la industria aseguradora funciona, es solvente, nunca ha pedido dinero para financiarse, y en las etapas de crisis ha cumplido con sus obligaciones contractuales.

El sector está haciendo grandes esfuerzos para poner de manifiesto sus valores, en muchos casos con políticas de responsabilidad social realmente relevantes.

En el caso concreto de la mediación de seguros, cuando los clientes entienden la importancia de la figura del corredor de seguros, lo convierten en un servicio de asesoramiento imprescindible. Es cuestión de hacernos valer, ser cercanos, demostrarlo día a día y contarlo.

Es una apasionante profesión que nos hace más sabios y responsables, con la satisfacción que supone que los clientes nos depositen su confianza.

Apuesta por la transformación digital

¿Cómo os estáis adaptando al reto tecnológico?

Como consecuencia de la aparición de los nuevos desarrollos digitales, el sector asegurador y la mediación tiene la necesidad imperiosa de modernizar sus sistemas y sus modelos de negocio. Necesitamos apoyarnos en la tecnología porque es una base de éxito hoy. Esto no significa que no se tenga cabida a las personas, todo lo contrario, las personas aportamos el valor insustituible por una máquina.

Hemos hecho una clara apuesta por la transformación digital, tanto en medios como en formación y procesos, internos y externos. Esta adaptación ya no es una opción, es una obligación. Pero al mismo tiempo seguimos apostando por el equipo de personas, velando por su continua cualificación y procurando su bienestar.

Y en la transformación del cliente ¿notáis que están cambiando sus demandas?

El cliente valora mucho el servicio y tener una buena experiencia. Por ello cada detalle importa. Parece fácil, pero es otro gran reto.

Por otro lado, las nuevas revoluciones tecnológicas, climáticas, sociales, protección del medioambiente, han hecho al cliente tomar rápidamente conciencia de nuevos tipos de riesgos que se imponen: ciberataques, catástrofes naturales, medioambientales, la nueva ley de sociedades de capital en cuanto a responsabilidades de los directivos y altos cargos. El seguro ha tomado una nueva dimensión, con una mayor conciencia de protección ante nuevas, ciertas e importantes amenazas.

El cliente valora mucho el servicio y tener una buena experiencia. Por ello cada detalle importa. Parece fácil, pero es otro gran reto.

Cuatro retos de la Mediación

Por último, ¿cuáles son los principales retos que tiene la Mediación por delante este año y de cara a un futuro inmediato?

La profesionalización, la especialización, la total digitalización y la excelencia en el servicio.