Noticia, 
La agencia ve riesgos para el sector por la recesión y la reestructuración del sector bancario

Moody’s pronostica un “difícil panorama” para las aseguradoras españolas en 2010

Mercado

Moody’s dio a conocer ayer el informe especial que ha realizado sobre las aseguradoras españolas, advirtiendo de las dificultadas que están sufriendo las compañías como consecuencia de la recesión y la reestructuración del sector bancario nacional en 2010. "Creemos que las difíciles condiciones macroeconómicas de España seguirán ejerciendo presión sobre la rentabilidad de las aseguradoras del país durante 2010”, sostiene Benjamin Serra, analista jefe de la agencia para el sector seguros español.

Estas dificultades se traducirán, según la agencia, en “descenso de ventas, intensificación de la competencia por la mayor sensibilidad de los compradores al cambio de precios, aumento de la siniestralidad en No Vida y riesgo de incremento de los rescates por parte de los titulares de pólizas de Vida".

Serra añade, además, que es probable que las dificultades que atraviesa el sector bancario español, que sigue presentando una perspectiva negativa, tengan efectos secundarios en la industria aseguradora, como son, en primer lugar, “el continuo deterioro de la fortaleza financiera de los bancos españoles, que está incidiendo negativamente en la calidad media de las carteras de inversión de las aseguradoras, que incluyen cantidades importantes de deuda emitida por bancos”. Un segundo efecto que apunta la agencia es que “el segmento de bancaseguros es el canal de distribución más importante de seguros de Vida de España y la consolidación prevista de las cajas de ahorros podría redistribuir de forma significativa las cuotas de mercado del sector de seguros de Vida".

El analista de Moody’s explica, con más detalle, que “un número elevado de las cajas que ahora están implicadas en alguna forma de consolidación han firmado contratos de distribución con diversas empresas de seguros y, cuando se cierren las operaciones, los contratos de bancaseguros tendrán que cancelarse o renegociarse. Además, las cajas que reciben ayudas estatales y otros bancos que necesiten liquidez podrían verse obligados a enajenar sus filiales de seguros, situación que para algunas aseguradoras posiblemente represente una oportunidad de ganar cuota de mercado. Como contrapartida, esto generaría una mayor concentración en el sector asegurador, pero también plantearía una amenaza para otras aseguradoras, que podrían perder algunas ventajas competitivas".

GESTIÓN CONSERVADORA Y CUENTAS SANEADAS

Actualmente, todas las calificaciones que Moody's asigna a aseguradoras españolas tienen perspectiva ‘negativa’, si bien la agencia cree que “las aseguradoras españolas seguirán beneficiándose de una gestión tradicionalmente conservadora”, y señala que la mayoría de las compañías “siguen gozando de unas cuentas saneadas". "La reestructuración del sector bancario nacional y el impacto del entorno macroeconómico podrían debilitar considerablemente a determinadas aseguradoras”, añade

Moody's afirma, por último, que prevé tomar nuevas medidas de calificación negativa “en caso de que la capacidad de generar beneficios de una empresa o su posición de mercado se debiliten mucho, o si su modelo de negocio se debilitara sustancialmente a consecuencia de los cambios en la economía española”.

¿Te resulta interesante? Compártela: