Inicio | Noticias | Más políticas de flexibilización laboral facilitarían el acceso de las mujeres a salarios más altos
Más políticas de flexibilización laboral facilitará el acceso a las mujeres a salarios más altos
Noticia, 
Debate Instituto Santalucía `Brecha de género: desigualdad laboral y pensiones´

Más políticas de flexibilización laboral facilitarían el acceso de las mujeres a salarios más altos

Protagonizado por tres expertas académicas españolas
BDSMercadoREDEWI

Hablar de brecha de género en el salario es hablar de un conjunto de condiciones sociodemocráficas y socioeconómicas que parten desde la precisión en cómo se remunera el trabajo de hombres y de mujeres, a su diferencia en la participación en el mercado o en la jornada laboral. Esta realidad se refleja en las estadísticas de la propia Agencia Tributaria española que afirman esa brecha en el salario de las mujeres y alerta de que éste debe incrementarse aproximadamente un 22% para equipararse al salario medio de los hombres.  

“La brecha de género en el mercado laboral afecta no solo a los salarios sino a la tasa de empleo y a las horas de trabajo”, afirmó ayer Luisa Fuster, catedrática de Economía de la Universidad Carlos III de Madrid, durante su participación, junto a otras dos expertas académicas, en el encuentro público sobre ‘Brecha de género: desigualdad laboral y pensiones’ impulsado por el Instituto Santalucía.

Fuster añadió: “La mujer participa menos en el mercado laboral que el hombre, dedica menos tiempo al trabajo remunerado y más tiempo al cuidado de los hijos y, en general, a tareas domésticas”.  

Esta brecha se debe, en parte, a diferencias en las ocupaciones de hombres y mujeres. Las ocupaciones de mayor salario conllevan en general una jornada laboral más larga y son más frecuentes en los hombres que en las mujeres. Así, las políticas encaminadas a facilitar la conciliación familiar, resaltaron todas las participantes, ayudarían al acceso de la mujer a ocupaciones con salarios más altos.

El encuentro moderado por Mireia García, directora corporativa de Recursos Humanos del Grupo Santalucía, que puso de relieve la necesidad de implementar políticas más allá de las tradicionalmente socioeconómicas que faciliten el acceso de la mujer a salarios más altos a partir de una mayor flexibilidad empresarial para conciliar la vida personal y la laboral.

Brecha intragénero: buscar la equidad

Durante su intervención Mercedes Ayuso, catedrática de Economía en la Universidad de Barcelona, partido de cómo se inserta las mujeres al mercado laboral, esto, explica, está muy vinculado con el nacimiento de nuestro sistema de pensiones. Es un devenir que nos lleva al momento actual; la edad de jubilación es la misma, pero la vida laborales son notablemente distintas.

También ha destacado en su intervención que la crisis sanitaria ha puesto de manifiesto la relevancia de la heterogeneidad en el impacto de los riesgos, también cuando hablamos de género. Añade que “ha llegado el momento de hablar seriamente del diseño de las pensiones de viudedad. No olvidemos”, afirma Ayuso, “que la inequidad puede existir también a nivel intragénero”.

Cultura y flexibilidad

Por último, Mercedes Valcárcel, Doctora en Ciencias Económicas y Empresariales, ha subrayado que la educación y formación permiten acceder a trabajos remunerados y más flexibilidad contribuye activamente a que se reduzca la brecha.  

En España -puntualizó- hay dos retos que en otros países se están abordando de forma activa “el elemento cultural y la flexibilidad de las empresas. Culturalmente, hay que normalizar determinadas situaciones que en España nos parecen anómalas, como los hombres que abandonan su carrera profesional para cuidar de sus hijos, o una mayor corresponsabilidad de tareas familiares y, empresarialmente, facilitar en paralelo jornadas que permitan avanzar en la corresponsabilidad de hombres y mujeres en el entorno doméstico”.

¿Te resulta interesante? Compártela: