Inicio | Noticias | MAPFRE Economics colabora en el informe de la Asociación de Ginebra sobre desigualdad social
MAPFRE Economics colabora en el informe de la Asociación de Ginebra sobre desigualdad social
Noticia, 

MAPFRE Economics colabora en el informe de la Asociación de Ginebra sobre desigualdad social

BDSEmpresasMercado

Ante el impacto social y económico sin precedentes de la pandemia provocada por el nuevo coronavirus, la Asociación de Ginebra ha elaborado un informe sobre el papel que pueden jugar estas compañías para abordar el desafío.

El foco se pone en las comunidades y colectivos más pobres, ya que están siendo también los más afectados por la situación, comparados con la población en general. Según el estudio, este hecho está relacionado con factores como el menor acceso a la atención sanitaria de alta calidad.

Los países en desarrollo no cuentan con esa red de seguridad que permite mitigar el impacto de este tipo de eventos. Las personas quedan expuestas a una pérdida de patrimonio y rentas que afecta a toda la familia y pueden verse condenadas a una situación de pobreza. Además, muchos trabajos considerados ‘esenciales’ son los de menores ingresos para los cuales el trabajo a distancia, en general, no es una opción. Y a esto se añade que estos países, que ya contaban con débiles presupuestos, están poniendo al límite su margen fiscal. Cada vez se oyen más voces que apoyan los seguros inclusivos (dirigidos a colectivos generalmente excluidos o insuficientemente atendidos por el mercado asegurador) como herramienta para prevenir y aliviar la pobreza.

Este informe se titula ‘El rol del seguro para mitigar la desigualdad social’ y en él ha colaborado MAPFRE Economics. Expone enfoques y productos de seguros específicos que pueden proteger a las poblaciones de clase media y servir mejor a los segmentos vulnerables de la sociedad como medio para reducir la desigualdad social. “En esta coyuntura trascendental para el mundo, esperamos que las aseguradoras, los responsables del diseño de las políticas, los reguladores y otras partes interesadas presten atención a las recomendaciones formuladas en este informe”, señalan sus autores.

El seguro también se ve perjudicado

Para los aseguradores, uno de los aspectos más relevantes de la desigualdad social es su impacto en la estabilidad y resistencia de las economías y sociedades. Por lo tanto, se subraya, “es de interés propio del sector de los seguros considerar productos y soluciones que contribuyan a mitigar las crecientes desigualdades de ingresos y riqueza”.

Desde el punto de vista más microeconómico, la desigualdad influye en la capacidad de las personas, los hogares y las empresas para resistir los acontecimientos graves, basados en un acceso desigual a la protección (de seguros) o a un conocimiento insuficiente de la misma (por ejemplo, como resultado del analfabetismo financiero).

En este escenario, en el informe se recomiendan a las aseguradoras diferentes acciones como comprometerse de forma proactiva con el sector público para examinar enfoques complementarios para crear esa red de seguridad social.

“El momento es el adecuado dado que los gobiernos afrontan problemas de endeudamiento. Por otro lado, existe una mayor concienciación entre la ciudadanía del valor de la vida, la salud y la proyección de los ingresos”, señalan. Además, el sector debería innovar con nuevos productos más allá de los tradicionales para los clientes especialmente vulnerables a las crisis económicas. En tercer lugar, aprovechar la tecnología para mejorar la accesibilidad a los seguros a un coste menor. Y, por último, deben promover los conocimientos financieros y de seguros.

Pero para que todas estas medidas tengan efecto, según se incluye en el estudio, los gobiernos y los reguladores deben crear un marco regulatorio adecuado para fomentar los seguros inclusivos.