Inicio | Ciberriesgos | Los peligros de la compra-venta de móviles y dispositivos
Fernando Conde, cibercolaborador de Hiscox
Descubre Ciberriesgos, 

Los peligros de la compra-venta de móviles y dispositivos

by Fernando Conde, cibercolaborador de Hiscox
BDSDescubreEntorno

Vivimos en la época de la economía circular. La cumbre del clima en Madrid ha sido solo el último de los eventos que buscan concienciar a la población de la necesidad de transformar todo nuestro entorno, incluso nuestra forma de entender la sociedad y la economía, hacia modelos más sostenibles, más “circulares”.

En este movimiento, reutilizar y reaprovechar todo lo que se pueda se convierte en parte fundamental, pues se busca reducir al máximo los materiales que empleamos en la fabricación. Esto es especialmente crítico cuando hablamos de los móviles, cuyas necesidades de materiales complejos como el cobre, cobalto, níquel u oro entre otros hacen que sea fundamental reaprovechar piezas e incluso terminales por completo. Por eso es por lo que estamos viviendo un auténtico boom de páginas de venta de segunda mano (Wallapop, Vibbo, Backmarket) donde encontramos todo tipo de dispositivos como portátiles, consolas, móviles o tablets que se ofrecen reacondicionados.

Hasta aquí todo fenomenal; tenemos un movimiento que busca minimizar impacto medioambiental mientras nos podemos ahorrar dinero en dispositivos que aún son utilizables. Esto revierte especial interés en las empresas (especialmente pymes y micropymes) como forma de abaratar costes de adquisición de equipos o como ingresos extraordinarios al finalizar la vida útil de los mismos. Sin embargo, ¿qué hay de la parte de ciberseguridad implicada en este nuevo mercado?

Todas estas páginas garantizan la revisión de los dispositivos y el cambio de piezas para que parezca nuevo o casi nuevo o están obligadas a avisar de desperfectos… ¿Pero alguien se encarga de resetear el software? ¿Quién mira y se asegura que ese móvil que ha sido entregado (muchas veces tras pasar por varios propietarios, empresas o incluso por varias tiendas de segunda mano) no contiene información de los anteriores propietarios o, peor aún, que no tiene ningún virus instalado?

Fallos en este tipo de verificaciones son los que nos llevan a titulares como los siguientes:

La solución es bien sencilla, sólo tenemos que preocuparnos de seguir algunos pasos claros:

  1. Cuando se adquiera un dispositivo de segunda mano, se deben exigir garantías sobre su procedencia o un ticket de compra.
  2. Después de adquirir el dispositivo, conviene realizar no solo una revisión a fondo por algún especialista (conocido o tienda especializada), sino un completo reseteo del terminal a su estado de fábrica (buscar en Google “resetear estado de fábrica” con el modelo del terminal arrojará tutoriales sencillos).
  3. Instalar y mantener actualizado siempre un buen antivirus para que, en caso de fallar los dos pasos anteriores, nos alerte de problemas o usos indebidos.

De modo que ya sabéis, fomentemos la innovación de nuestras economías y la transición hacia modelos sostenibles pero ¡no olvidemos la seguridad!

Autor: