Inicio | Noticias | Los organizadores del MWC descartaron la cobertura de pandemia que les ofreció Willis Towers Watson
Mobile World Congress
Noticia, 
Cancelación del MWC de Barcelona

Los organizadores del MWC descartaron la cobertura de pandemia que les ofreció Willis Towers Watson

El seguro, colocado en el mercado de Lloyd’s por Miller, cubre un capital por encima de los 100 millones de euros
BDSMercado

Al contrario de lo afirmado en algunas informaciones que han circulado por el mercado, los seguros para eventos como el Mobile World Congress (MWC) de Barcelona, que se diseñan a medida, sí cubren pandemias. Eso sí, siempre que se contrate esa cobertura y siempre que el conocimiento de la pandemia sea posterior a la fecha de contratación (desde esta semana en el mercado de Lloyd’s se ha comenzado a dar instrucciones para excluir específicamente el coronavirus). Sin embargo, en el caso de Barcelona, sus organizadores, GSMA, optaron por no incluirla entre las coberturas.

Willis Towers Watson (WTW) presentó a GSMA, como en anteriores ocasiones, un completo seguro con diferentes coberturas personalizadas que incluía, entre otras, actuaciones tumultuarias, actos terroristas y pandemias. Sin embargo, los organizadores decidieron descartar esta última, a pesar de que el coste de la sobreprima, teniendo en cuenta el precio global de la póliza, era poco relevante.

En conjunto, según estas mismas fuentes, el programa de seguros diseñado ad hoc para el MWC de Barcelona incluye un capital asegurado por encima de los 100 millones de euros. Dadas las características del riesgo y la cobertura necesaria, Willis ha recurrido al mercado británico a través de Miller, que lo ha colocado en el Lloyd’s con una alta participación.

“Esto es un seguro 100% Lloyd’s, hay una gran parte del mercado, por no decirte que casi todo”, ha confirmado un especialista en el mercado británico consultado por esta redacción.

Sin causas médicas no hay motivo para la cancelación y la indemnización

Ayer, conscientes de la gran demanda informativa acerca de las coberturas, aproximaciones y estrategias que, desde el punto de vista de los seguros, puede tener una situación como la que se está viviendo actualmente a causa de la crisis del coronavirus por el MWC de Barcelona, desde WTW en España compartieron algunas ideas de sus expertos.

Así, por ejemplo, estos respondían a una duda surgida en los últimos días: ¿este tipo de productos contempla la anulación por posibles causas médicas sin una alerta contra los viajes de la OMS o sin alerta sanitaria del Gobierno?

Este es el caso de España, donde el ministro de Sanidad, Salvador Illa, afirmó ayer, tras su reunión con la consejera de Salud de Cataluña, Alba Vergés, que no existen motivos de salud pública para cancelar ninguno de los grandes eventos públicos que se celebran o se prevén celebrar en los próximos días en nuestro país.

“Para activar la póliza, la causa de la cancelación debe estar justificada y, por tanto, es necesario que un organismo oficial o una autoridad competente, en el caso de causas médicas, por ejemplo, ordene o al menos recomiende bien la no celebración, la imposición de cuarentenas que den lugar a la no celebración, restricciones en el movimiento de personas que también afecten a la celebración del evento o cualquier otra indicación u orden que suponga la no celebración. Si no se dan estás circunstancias, el simple hecho de que determinados asistentes o participantes decidan no acudir al evento por decisión propia no sería suficiente para activar la póliza”, recuerdan desde WTW.

Todo puede acabar en los tribunales

Sin embargo, a pesar de las declaraciones de los responsables de Sanidad del Gobierno y de la Generalitat, GSMA, que ayer adelantó la reunión prevista para decidir sobre la edición de la cita de Barcelona, optó por cancelarla ante el aluvión de bajas.

El asunto puede acabar en los tribunales. Primero, por el intento de GSMA de recuperar parte de la enorme factura que supone esta decisión (lo que, entre otros movimientos, podría llevar a sus aseguradores ante los tribunales, en caso de que estos mantuvieran la idea de que la póliza no ampara esta cancelación). Y, segundo, por la posibilidad de que las firmas dispuestas a acudir a la Ciudad Condal pudieran pedir compensaciones.