Los efectos de la  información falsa uno de los retos que preocupan para los próximos dos años
Noticia, 
'Informe de Riesgos Globales 2024'

Los efectos de la información falsa uno de los retos que preocupan para los próximos dos años

BDSEntornoInternacionalMercado

El ‘Informe de Riesgos Globales 2024’, el Foro Económico Mundial junto con Zurich y Marsh McLennan, evidencia las preocupaciones por una crisis persistente del coste de la vida; los riesgos interrelacionados de la información errónea y la desinformación motivadas por la IA;  así como la polarización social. Estos elementos encabezaron las perspectivas de riesgos para 2024.

“El vínculo entre la información falsificada y el malestar social ocupará un lugar central en las elecciones que se celebrarán en varias economías importantes en los próximos dos años. Además, los conflictos armados entre Estados son una de las cinco principales preocupaciones para los próximos dos años. En un momento en el que hay varios conflictos bélicos en curso, las tensiones geopolíticas subyacentes y el riesgo de desgaste de la resistencia de la sociedad están dando lugar a la propagación de tales conflictos”, destacó ayer José María Carulla, responsable de Marsh Advisory en Marsh, durante la presentación en España del informe.

El objetivo del estudio, adelantado hace una semana en Davos, “es ofrecer una perspectiva global sobre las transformaciones del riesgo que se están produciendo a nivel global, para luego analizar cómo se manifiestan y afectan directamente en España”, recordó ayer, en la presentación del informe Pablo Trueba, CEO de Marsh España. Asimismo abogó por centrarse “en identificar los riesgos principales y reflexionar sobre cómo estas dinámicas nos impactan localmente”. Además, destacó la importancia de “contar con una hoja de ruta clara, no solo para las organizaciones y empresas, sino también para la sociedad en su conjunto”.

principales riesgos globales

 

riesgos en españa

Riesgos que trascienden fronteras

Los próximos años, según se desprende del estudio, estarán marcados por la persistente incertidumbre económica y las crecientes brechas económicas y tecnológicas. “La falta de oportunidades económicas ocupa el sexto lugar de la lista para los próximos dos años”, destacó Carull. A más largo plazo, podrían surgir barreras relativas a la movilidad económica que dejarían fuera a extensos segmentos de la población. “Los países propensos a los conflictos o vulnerables al clima podrían verse cada vez más desprovistos de inversiones, tecnologías y la consiguiente creación de empleo”. Ante las dificultades de acceso a medios de subsistencia, las personas podrían ser más propensas a caer en la delincuencia, la militarización o la radicalización.

“Nos estamos enfrentando a retos globales, riesgos que trascienden las fronteras de un solo o país. No debemos tomar decisiones únicamente basadas en la situación de un lugar en particular, ya que estos temas son globales y requieren decisiones conjuntas”, subrayó Carulla.

Fenómenos meteorológicos extremos en 2024

Los efectos del cambio climático siguen dominando el panorama de los riesgos. Dos tercios de los expertos mundiales temen que se produzcan fenómenos meteorológicos extremos en 2024. Los fenómenos meteorológicos extremos; el cambio drástico de los sistemas terrestres; la pérdida de biodiversidad y el colapso de los ecosistemas; la escasez de recursos naturales; y la contaminación representan cinco de los diez riesgos más graves para la próxima década. No obstante, existen discrepan entre los expertos consultados sobre la urgencia de estos riesgos: en el sector privado creen que la mayoría de los riesgos medioambientales se materializarán en un plazo más largo que el esperado por la sociedad civil o los Gobiernos, esta diferencia en la percepción del riesgo puede concluir en “un punto de no retorno”.

Colaboraciones público-privadas

Rogelio Bautista, director de cliente y brókeres globales en Zurich, manifestó que este “tipo de informes pone de manifiesto que el sector asegurador está expuesto a riesgos y situaciones que evidencian la necesidad de colaboraciones público-privadas. La magnitud de los riesgos y sus implicaciones alerta sobre la importancia de poner en marcha estas colaboraciones, ya que hay determinados riesgos, como pandemias o eventos climáticos extremos, que el sector privado no puede manejar de manera independiente”.

A lo que añadió que “más allá del papel económico y social que desempeñan las compañías aseguradoras, estos informes señalan que ciertos desafíos requieren esa participación conjunta del sector público y privado”. Por ejemplo, “los riesgos climáticos son una preocupación principal para el sector público, mientras que el privado se centra más en desafíos relacionados con la tecnología y la desinformación. En este sentido, es crucial buscar puntos de encuentro entre ambos sectores para aplicar acciones efectivas”, concluyó.

Autor:
¿Te resulta interesante? Compártela: