Daniel Salamanca Presidente del Colegio de Mediadores de Seguros de Baleares
Noticia, 

«Lo bueno siempre es mejorable»

Daniel Salamanca, presidente del Colegio de Mediadores de Seguros de Baleares
BDSMediaciónMercadoProtagonistas

Daniel Salamanca afronta un nuevo mandato en la Presidencia del Colegio de Mediadores de Seguros, a la que accedió en 2012, después de una década anterior formando parte de la entidad colegial con distintos cargos. “Las metas que nos propusimos han sido alcanzadas, muchas en su totalidad, pero aún queda un último esfuerzo para que nuestro plan estratégico sea ultimado y puesto en marcha”, explica sobre los retos que afronta durante los próximos cuatro años. “Lo bueno siempre es mejorable”, destaca. Hablamos en esta entrevista para el BDS sobre los desafíos de futuro para los Colegios y para los mediadores. “Es preocupante la falta de conocimiento de los consumidores hacia nuestra figura”, apunta.

 

¿Qué le ha llevado a volver a encabezar la candidatura y presidir la institución colegial?

Durante estos años, el trabajo realizado por la Junta de Gobierno ha conseguido unos resultados que han sido acogidos por los colegiados de una forma muy positiva. Las metas que nos propusimos han sido alcanzadas, muchas en su totalidad, pero aún queda un último esfuerzo para que nuestro plan estratégico sea ultimado y puesto en marcha. Los colegiados nos han solicitado que estos retos sean alcanzados y, como no podías ser de otra manera, seguiremos trabajando para lograrlos. Son unos objetivos ambiciosos y difíciles, pero que situarán al Colegio de Baleares como uno de los más punteros a nivel nacional.

¿Qué valoración hace de la labor de su Junta de Gobierno durante estos años?

El trabajo realizado demuestra su dedicación al colectivo y el esfuerzo realizado por la formación y por conseguir las metas marcadas. Un gran equipo que ha sabido calar en el colectivo con una empatía y un saber hacer y estar magníficos. Su implicación y responsabilidad debería servir de ejemplo a todo el colectivo. En resumen, la valoración que hago de esta Junta de Gobierno se puede calificar como extraordinaria.

Objetivos

¿Cuáles son las líneas que van a articular vuestro mandato estos próximos cuatro años?

Finalizar los objetivos marcados y aprobados por la Asamblea General. Es decir, afianzar un Colegio que se enorgullezca de estar entre los más avanzados en la oferta formativa propia, que abarcará la totalidad de la existente hoy en día en el mercado, en asesoría y apoyo a sus colegiados.
Un colegio con una tesorería saneada, con unas comisiones profesionales al servicio de los mediadores que ofrezcan respuestas y soluciones rápidas. Una institución donde los mediadores de seguros puedan encontrar respuestas a todas sus necesidades. Ser un lobby influyente en el sector asegurador y en la administración, tanto a nivel comunitario como nacional.

Unión, profesionalización, formación y adaptación

¿Está la labor de los Colegios suficientemente valorados por parte de los Mediadores?

Es una pregunta de difícil respuesta. Imagino que dependiendo de la labor, influencia, servicios y respuestas que los Colegios demos, varía la valoración que nos merezcamos. El Colegio de Baleares realiza anualmente una encuesta de satisfacción entre sus colegiados y es muy agradable comprobar que recibimos una calificación sobresaliente. Es lo que más nos motiva para continuar. Lo bueno siempre es mejorable.

A nivel de profesión, ¿cuáles considera que son los principales retos para los corredores?

Vivimos momentos de grandes sobresaltos y de innovación constantes. Los corredores, como cualquier otro profesional tenemos la obligación de formarnos y hacer posible la adaptación a las nuevas necesidades y exigencias de los consumidores.
Quizás debemos insistir en que somos empresarios. Hemos de regirnos profesionalmente como cualquier empresa destinada a tener éxito. La unión, la profesionalización, la formación y la adaptación son los pilares en que deberemos apoyarnos.

¿Y para los agentes?

Agentes, corredores, todos somos mediadores. Cada uno con sus peculiaridades, sus derechos y obligaciones, pero al final y desde el principio, somos empresarios.
Una sugerencia importante para los agentes sería advertirles que han de saber elegir bien su socio, ya que una equivocación puede resultar muy costosa. Una buena relación con la compañía y una exigencia de los derechos propios y de sus clientes han de servir como base fundamental.

¿El futuro de los Colegios de Mediadores pasa por una integración o una mayor colaboración para ser instituciones mayores?

No pienso que sea cuestión de tamaño, si no de servicios. Los colegiados, como los asegurados y tomadores de las pólizas quieren cercanía, soluciones, asesoría y buenos profesionales.
No soy partidario de la concentración de Colegios para su propia supervivencia, si no de aumentar su oferta a los colegiados para que encuentren en el Colegio su faro y un motivo de orgullo para su pertenencia al colectivo colegial. Pero también hemos de ser conscientes de que cuantos más seamos, más fácil será nuestra representación.

“Es preocupante la falta de conocimiento de los consumidores hacia nuestra figura”

¿Tiene el mediador el reconocimiento que se merece entre instituciones, administración, aseguradoras y socialmente?

Salvo algunas excepciones, la respuesta es no. Como dice el dicho popular: si no existiéramos, nos tendrían que inventar.
Es preocupante la falta de conocimiento de los consumidores hacia nuestra figura. También es digno de destacar que cada año aumentamos la cuota de negocio, que las quejas y reclamaciones que se reciben de los mediadores profesionales colegiados son anecdóticas, y que somos el único canal de distribución en que los clientes cuentan con cercanía, asesoría personalizada y una atención empática que, sobre todo en el momento del siniestro, es lo que esperan de sus pólizas.
Entre las entidades aseguradoras, aunque algunas hacen un esfuerzo muy importante hacia el canal profesional, también las hay que se olvidan, nos ningunean o simplemente creen que nos engañan con su discurso de multicanalidad.
La Administración, sobre todo a nivel nacional, debe escuchar y tener más en cuenta la opinión de los mediadores. Disminuir las exigencias formativas para el acceso a la profesión, no castigar la mala praxis en cuestión de imposición de seguros por parte de las entidades financieras y dejarnos un poco al margen en las cuestiones legislativas, no me parecen buenas iniciativas.

¿Es necesaria trabajar más vuestra imagen?

Por supuesto. Tanto a nivel colegial, como de Consejo, entidades aseguradoras y asociaciones, debemos enviar un mensaje claro a la sociedad sobre nuestra profesión, nuestra asesoría y la confianza que los clientes deben depositar en nuestra profesionalidad. Debemos hacer llegar el mensaje a los consumidores de que contratar una póliza a través de un canal no profesional no ofrece la misma seguridad que el contrato mediado por un profesional colegiado.
Los derechos de los clientes no se ven igualmente defendidos entre unos canales y otros. Un mediador colegiado es garantía de profesionalidad.

Autor:
¿Te resulta interesante? Compártela: