Inicio | Noticias | Liderazgo femenino y sostenibilidad
Liderazgo femenino y sostenibilidad
Noticia, 
Artículo de Opinión

Liderazgo femenino y sostenibilidad

Gabriela Uriarte es socia fundadora de WAS. Es directora del área de Mujer y Proyecto LEAP del World Business Council for Sustainable Development (WBCSD),
Entorno

La crisis del covid19 ha puesto de manifiesto, entre otros muchos aspectos, la confirmación de un estilo de liderazgo diferente, exitoso y que parece más que necesario incorporar al mundo empresarial y público: el liderazgo femenino. Este no debe considerarse exclusivo de las mujeres, ni mejor ni peor que el típicamente masculino, sino que es un liderazgo complementario.

Los países que, por el momento, mejor respuesta han dado a la pandemia son aquellos liderados por mujeres (Alemania, Taiwán, Noruega, Finlandia, Islandia, Nueva Zelanda…) y esto no es casual pues no son tantas las mujeres al mando de países. Se coincide en resaltar de estas líderes, su decisión, sus políticas innovadoras con gestos solidarios y, sobre todo, su empatía y su cercanía con los ciudadanos. Y yo me atrevería a resaltar un carácter protector, pues muchos de estos países, cerraron sus fronteras y tomaron medidas antes de que otros siquiera pensaran que el virus llegaría a sus territorios o incluso negaban su gravedad.

En el ámbito privado es ya una cuestión indudable que cuando las empresas tienen un mayor número de mujeres en sus puestos ejecutivos son más competitivas, innovadoras y productivas. Y no solo eso, también resultan ser más sostenibles pues estás líderes priorizan las cuestiones medioambientales y sociales. La ONU determina que las mujeres son clave para el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

En el ámbito privado es ya una cuestión indudable que cuando las empresas tienen un mayor número de mujeres en sus puestos ejecutivos son más competitivas, innovadoras y productivas.

Las mujeres jugamos un papel fundamental en el desarrollo sostenible del planeta, de la sociedad y de la economía. Y es importante señalar que el desarrollo sostenible no significa únicamente afrontar el cambio climático. Desde mi punto de vista, consiste básicamente en tratar de progresar sin destruir. Progresar tanto en el ámbito económico, ambiental pero también en el social.

Las mujeres desarrollamos unas competencias clave que ayudarán a conseguir ese desarrollo sostenible. El informe Better Leadership, Better World de Women Rising 2030 explica que entre esas competencias destacan tales como la Inclusión social, el compromiso medioambiental, la colaboración, la innovación, la transparencia, la visión a largo plazo y la atracción y retención del talento.

Las mujeres desarrollamos unas competencias clave que ayudarán a conseguir ese desarrollo sostenible.

En WBCSD nos hemos enfocado en estos dos aspectos que consideramos inseparables: Mujer y Sostenibilidad, desarrollando el programa LEAP con el objetivo de conseguir más mujeres en puestos de decisión de las empresas y que su liderazgo y estrategia empresarial lleven unida la visión del desarrollo sostenible.

Y es una buena noticia que el mundo empresarial esté despertando a la necesidad de incluir esas competencias en sus niveles ejecutivos. Y no es solo por una cuestión de justicia sino también por su propia supervivencia o competitividad.

.