Inicio | Noticias | Le damos la vuelta a la brecha: Las mujeres lideran la transformación en el modelo de movilidad
Le damos la vuelta a la brecha: Las mujeres lideran la transformación en el modelo de movilidad
Noticia, 
Informe de Closingap

Le damos la vuelta a la brecha: Las mujeres lideran la transformación en el modelo de movilidad

Empresas

El Estado podría ahorrar hasta 93 millones de euros al año si la sociedad se comportarse como las mujeres en temas de movilidad

La mujer se afianza como motor de la transformación gracias a la movilidad urbana ya que usa más el trasporte compartido, tienen una mayor conciencia social y una mayor complejidad y planificación en sus desplazamientos. Por fin un dato positivo que nos motiva a seguir en el cambio: de los cinco informes presentados por el Clúster Closingap, este es el primero que muestra esta tendencia positiva de la mujer como líder de la transformación.

 

Esta tranformación de la movilidad urbana fue unas de las conclusiones presentadas ayer en el informe 'Coste de oportunidad de la brecha de género en movilidad', impulsado en esta ocasión por BMW y con datos de AFI. “La mujer gestiona de manera más eficiente, planificada y sostenible las distintas alternativas de movilidad que tenemos, además genera un patrón que están adoptando las nuevas generaciones”, afirmó Manuel Terroba, presidente de BMW España.

Las cifras fueron presentadas por Diego Vizcaíno Delgado, Partner at Analistas Financieros Internacionales (Afi) que en sus palabras quiso destacar que “la movilidad en España se está trasformando hacia una movilidad más compartida, autónoma, eléctrica y conectada”. En concreto, algunas de estos cambios impulsado por las mujeres son que “hacen desplazamientos más complejos que los hombres y que requieren una mayor planificación, lo que conlleva un mayor uso de las apps de movilidad. Están más conectadas y hacen un uso más eficiente de los modos de transporte".

Además, las mujeres presentan la misma preferencia por el uso compartido de los nuevos modos de transporte que la reflejada hasta ahora en el transporte convencional. Los hombres, en cambio, se decantan más por el transporte individual. Esta tendencia puso de relieve el dato más comentado: Si la sociedad se comportase como hacen las mujeres en el ámbito de la movilidad, el Estado podría ahorrar 93 millones de euros al año.

¿Por qué este ahorro? Las mujeres generan un 9% menos de emisiones de C02 al día que los hombres: al año, una mujer genera 1.140 kg de CO2 y un hombre, 1.245 kg. En este sentido, y para contrarrestar el impacto negativo de la contaminación, sería necesario plantar 6 árboles por conductor para capturar cada año esta diferencia de emisiones.

¿Cómo nos movemos?

A pesar de que el vehículo privado sigue siendo la opción principal para moverse por la ciudad, el transporte compartido (público y privado) ya supone un 39% de los desplazamientos diarios. A su vez, los nuevos modos de transporte, pese a su corta edad, se están haciendo hueco rápidamente y suman el 5% del total, siendo el bicisharing y los VTC (Vehículos de Transporte con Conductor) los más extendidos. Y aunque su notoriedad es todavía limitada, los usuarios tempranos o early adopters ya los prefieren ante el resto (40% en el caso del bicisharing o motosharing). Esta adhesión, que contrasta con el 26% que tienen el autobús o el tren, refleja un alto grado de satisfacción y marca las pautas de la movilidad futura.

Como ya hemos adelantado, destaca el uso mayoritario de las mujeres hacia el transporte compartido, tanto público como privado, mientras que los hombres se decantan por el transporte individual. La diferencia entre géneros es de 6 puntos superior en el caso de las mujeres en el uso del autobús y del tren, 4 puntos en el metro y 1 en el tranvía. En línea con este mayor uso, la mujer muestra mayor preferencia por el transporte público, con la única excepción del metro (47% hombres y 39% mujeres). En el ámbito privado, la predilección de las mujeres por el coche compartido y el taxi se sitúa 2 puntos por encima del hombre.

Las diferencias se mantienen en los desplazamientos cortos, en los que la mujer se decanta por el autobús urbano (21% frente al 18%), mientras que los hombres prefieren la moto (10% frente al 5%) o el metro (25% frente al 21%). En las distancias largas, los hombres optan por el vehículo privado, como el coche (66% frente al 57%), o la moto (13% frente al 4%), y las mujeres usan el metro o el autobús interurbano (27% frente a 24% y 15% frente a 11%).

Estos patrones se trasladan a los nuevos modos de transporte: la mujer sigue apostando por un uso compartido con opciones como el coche compartido (11% frente a 9%), en el que varios pasajeros viajan juntos y reparten gastos, siendo este servicio mucho más popular entre ellas. Por su parte, el hombre continua inclinándose por opciones individuales como el carsharing (8% frente al 5%), motosharing (7% frente al 3%) o bicisharing (6% frente al 5%).


"La posición impuesta por la sociedad nos ha obligado a obtener capacidades y responsabilidades de liderazgo"

En la clausura, Marieta Jiménez Urgal, directora general de Merck y presidenta del clúster, quiso trasformar estos buenos resultados en unas palabras inspiradoras sobre por qué en este informe en comparación con los toros cuatro las mujeres liderarán el cambio: "Las mujeres estamos aquí para generar crecimiento. Ese es nuestro compromiso y nuestra visión".

""

"Si vemos el role model, las mujeres somos conscientes de esas cosas; el problema del medioambiente, no hay brecha en movilidad en las generaciones futuras, es algo histórico y diferencial y lideramos este cambio con responsabilidad, innovación y colaboración. Este informe es un punto de inflexión en nuestra trayectoria como grupo", remarcó.

Para la directiva, en movilidad las mujeres vamos a trasformar este planeta, ya que como explica, en el hilo conductor de los otros cuatro informes, "veíamos que el papel que la sociedad que nos ha dado las mujer, el rol de cuidadoras nos ponía en una situación comprometida con respecto a la igualdad y el crecimiento económico, si analizamos en profundidad esas brechas. En esa ocasión el papel de cuidadora, el rol como madre, nos ha puesto en una situación de privilegio, hemos sido capaces de entrar cosas fundamentales para liderar algunos retos como sociedad, esa manera de movernos tan compleja, ese aprovechamiento del tiempo, esa efectividad en todo lo que tienes que hacer, esa innovación para usar todas las alternativas, esa responsabilidad con el medioambiente son características claras de liderazgo".

ClosinGap. Women for a Healthy Economy es un clúster integrado por Merck, MAPFRE, L’Oréal, Repsol, Vodafone, Mahou San Miguel y Solán de Cabras, Meliá Hotels International, BMW Group, Inditex y PwC que tiene como objetivo analizar el impacto que tiene para la economía y la sociedad que las mujeres no tengan las mismas oportunidades.