Inicio | Noticias | “Las mujeres directivas son el complemento perfecto para transformar las empresas a un modelo del siglo XXI”
“Las mujeres directivas son el complemento perfecto para transformar las empresas a un modelo del siglo XXI”
Noticia, 
Sonia Calzada, CCO de ZURICH y miembro del Consejo Asesor de la Red

“Las mujeres directivas son el complemento perfecto para transformar las empresas a un modelo del siglo XXI”

Empresas

Con motivo de su participación en el programa 'Líderes emergentes en la era digital', desarrollado por la Asociación de Jóvenes Profesionales del Seguro (AJPS), hablamos con Sonia Calzada, CCO de ZURICH y miembro del Consejo Asesor de la Red, como miembro del Consejo Asesor la #RedEWI, sobre su participación en este foro, así como con algunas de sus impresiones sobre diversidad, igualdad y el papel del sector asegurador en este ámbito.  “Se buscan organizaciones eficientes, pero también, habitables, confortables y hasta felices, que ayuden a retener, promocionar y generar talento como valor en la organización. Incorporar a las mujeres en los órganos de decisión de la empresa ayuda a incorporar algunos valores muy reconocidos en las mujeres como empatía, creatividad, compromiso, afectividad, sociabilidad…”, afirma la directiva que, sin duda, es el mejor ejemplo de estas palabras.

Pregunta.- ¿Qué supone participar en este Foro y ofrecerles tus impresiones y experiencia a los más jóvenes?

Sonia Calzada.- Me encanta participar en estas charlas, con gente más joven, con ganas de aprender y avanza. He podido comprobar que quieren escuchar historias reales de personas que han vivido diferentes situaciones y las quieren compartir con ellos.

Accenture, Inese y ZURICH, me pareció un buen coctel de empresas y personas que apuestan mucho por la diversidad, que han tomado conciencia y ponen en sus agendas acciones para hacer efectivos los objetivos propuestos.

Hubo muchas preguntas y me encanta porque eso quiere decir dos cosas, por un lado, que se trata de gente inquieta y valiente y, por otro, que interesa lo que cuentas. Ha sido un pacer estar con ellos y, además, te vas más contenta.

Pregunta.- Cuéntanos: ¿qué les trasmitiste en tu charla?

Sonia Calzada.- Pude hablar de mi trayectoria profesional, pero ligada a la personal, me gusta decir que estoy casada y soy madre de hijos adolescentes. Hablar de la corresponsabilidad en mi casa, gracias a ello, puedo compartir mis responsabilidades laborales, profesionales y personales. También es importante poder disfrutar de tiempo de calidad, con mi familia, de no renunciar a mi vida personal, aunque el que diga que no renuncia a nada, desde mi opinión, es imposible.

En mi caso me he trasladado de ciudad y hemos empezado de cero, familia, amigos, colegios, casa; pero, con ilusión y mirando siempre al futuro y, sobre todo, en este cambio mi familia, ha sido clave, poder contar con su apoyo.

Pregunta.-¿Cuál crees que es el camino para lograr la igualdad en el mercado laboral? ¿qué aporta incorporar a la mujer en puesto directivos a las empresas?

Sonia Calzada.- Las mujeres directivas son el complemento perfecto para transformar las empresas a un modelo del siglo XXI que pone a las personas por delante de las eficiencias técnicas. Se buscan organizaciones eficientes, pero también, habitables, confortables y hasta felices, que ayuden a retener, promocionar y generar talento como valor en la organización. Incorporar a las mujeres en los órganos de decisión de la empresa, ayuda a incorporar algunos valores muy reconocidos en las mujeres como empatía, creatividad, compromiso, afectividad, sociabilidad…

Creo que la mujer tiene una sensibilidad especial para crear oportunidades de desarrollo, de captar oportunidades para la innovación, de contribuir a la mejora de las relaciones interpersonales, creando equipos de trabajo comprometidos. Las mujeres no tratan de desplazar a los hombres de la dirección, si no compartir decisiones importantes de igual a igual.

Pregunta.-¿Crees que las organizaciones están comprometidas en reducir la brecha de género y con la diversidad?

Sonia Calzada.- Aunque la mayoría de las empresas dice contar con un programa de diversidad, son pocas las que ocupan puestos de alta dirección

El liderazgo va a ser el que va a marcar la diferencia de las organizaciones exitosas del futuro. La diversidad lejos de ser una palabra que se gasta de tanto usarse, es imprescindible para la gestión de personas, más allá del género, origen, edad, es una necesidad de organizaciones que quieren ser competitivas.

La diversidad no es solo de género. Una cuarta parte de los consejeros supera los 60 años, un 70% no tiene ningún miembro diferente de la nacionalidad española, solo un 25% de mujeres, es importante observar la sociedad, ella misma nos reclama políticas de inclusión: conciliación, diversidad generacional, de género, diversidad funcional.

“La diversidad lejos de ser una palabra que se gasta de tanto usarse, es imprescindible para la gestión de personas”

Pregunta.- Sin duda, los pasos que estamos dando entre todas y todos está ayudando mucho a que los polos se acerquen… ¿no?

Sonia Calzada.- Sí. El feminismo agrieta el techo de cristal, el número de directivas se dispara un 43% en el último año.

Al entrar en un mundo de hombres, pensado por hombres y para hombres del siglo anterior, algunas mujeres se han mimetizado al hombre de antaño, olvidando su feminidad, retrasando la maternidad o renunciando a ella. Necesitamos mujeres de éxito, femeninas, que equilibren su vida, que sean referentes, que motiven, que sean ellas sin cambiar su esencia. Contaba la anécdota de cuando entré por primera vez en un comité, acudiendo con un traje de chaqueta… fue horroroso, no era yo… ahora, intento mantener siempre mi imagen, mi marca, mi personalidad… muy alejada del mundo masculino… este sector, asegurador, necesita feminizarse.

Pregunta.- ¿Qué mujeres te han inspirado o te inspiran? ¿Y hombres?

Sonia Calzada.- Las mujeres que me inspiran son de todo tipo, mujeres que hacen muchas cosas a diario, no tienen que ser grandes actos, sino pequeños gestos que en el día a día mueven montañas. Las que trabajan por la igualdad, educan por la igualdad, se hacen respetar con coherencia, hay muchas mujeres anónimas que son ejemplares. Empezando por mi madre, mi mejor ejemplo. Los hombres me reconozco en aquellos que son capaces de respetar a las mujeres sin tener que recordar el discurso.

Necesitamos mujeres de éxito, femeninas, que equilibren su vida, que sean referentes, que motiven, que sean ellas sin cambiar su esencia