Inicio | Noticias | «Las empresas, si no quieren quedar obsoletas, deben ser protagonistas del cambio»
"Las empresas, si no quieren quedar obsoletas, deben ser protagonistas del cambio"
Noticia, 
Mercedes Wullich, Fundadora del ranking Top 100 Mujeres Líderes Mercedes Wullich

«Las empresas, si no quieren quedar obsoletas, deben ser protagonistas del cambio»

ProtagonistasREDEWI

“¡Es hora de romper las reglas!”. Afirma Mercedes Wullich, fundadora del ranking Top 100 Mujeres Líderes. Esta ‘aceleradora’ de mujeres busca que “logren llegar antes al lugar donde se merecen estar”. ¿Cómo? «Entrenarlas para que utilicen sus músculos vitales, que sepan quiénes son. Que vacíen la mochila de lugares comunes y estereotipos». Y es que como nos revela en esta entrevista: «Es nuestra obligación ser centinelas de lo que hemos conseguido, para que no volvamos atrás».

Eres la fundadora, entre otras cosas, del ranking Top 100 Mujeres Líderes en España… ¿cuéntanos cómo surge y cómo ha evolucionado desde su creación?

Desde mis inicios como periodista y luego como empresaria, he trabajado con un objetivo claro: dar a las mujeres el espacio que merecen. El ranking Top 100 Mujeres Líderes en España, junto a otros muchos de los proyectos que he llevado a cabo a lo largo de toda mi carrera, son las herramientas y su evolución ha sido extraordinaria. Desde que se celebró su primera edición en 2011, no ha parado de crecer. Cada año aplican más mujeres y, por tanto, aumenta el número de postulantes que se convierten en candidatas: en esta novena edición lo lograron 519. Además, implementamos mejoras en diferentes estadios del ranking, desde el método de votación hasta nuevas formas de promoción para alcanzar la máxima difusión de esta iniciativa y de sus protagonistas. Esto hace que el camino, esté centrado en el aprendizaje, la mejora de las presentaciones, los avales, el respaldo y el cuidado desde la construcción del perfil, hasta la selección de qué cuentan o cuál es la foto adecuada. La respuesta es que el camino ha sido tan valioso y gratificante como el haber llegado a la meta.

Acabáis de comunicar las elegidas de la 9ª edición: ¿Cómo ha sido organizar la gala aún en pandemia y cómo ha sido acogida?

El pasado 21 de abril celebramos la gala en la que anunciamos a las elegidas como Top 100 Mujeres Líderes en España. Por primera vez, la ceremonia fue en un formato híbrido-virtual y sin público presencial. La respuesta fue más que positiva, tanto por parte de la audiencia como de las galardonadas y demás candidatas. Más de 2500 personas fueron parte del evento desde la seguridad y comodidad de sus casas. Y para la organización, ha sido una gran apuesta y un desafío brutal, organizar una gala dinámica e inspiradora, que según sus asistentes “traspasó la pantalla”.  Fue el trabajo de un gran equipo y de la mejor elección de quiénes estarían en el escenario de un auditorio como el del Meliá Castilla, en el que hubiera habido casi 600 personas. Tuvimos en Sonsoles Ónega a la mejor maestra de ceremonias, a la soprano Pilar Jurado con un broche de oro, la ministra Nadia Calviño con un cierre alentador e inspirador y las Top Talks a cargo de tres Top 100 convertidas en honorarias. Logramos el brillo de una gala física como acostumbramos en las anteriores ediciones, y conseguimos una vez más nuestro objetivo: dar voz al talento femenino y que las mujeres -candidatas y elegidas- se conviertan en referentes de otras muchas más.

¿Cuál es el requisito para formar parte de este grupo de mujeres líderes? ¿Cuál es el ingrediente para ser una mujer Top?

Trayectoria, logros, objetivos, valores…son muchos los ingredientes que se cruzan y determinan que una candidata se convierta en Top 100. Entre sus características, podría decir que luchan por sus metas con esfuerzo y constancia y que demuestran con creatividad y desplegando múltiples skills, que merecen el reconocimiento que reciben al ser elegidas. Pero muchas que se lo merecen quedan a las puertas y eso no indica que su trayectoria no sea válida, sino que deben ser 100, y cada año es más compleja la elección. Lo que importa, es que cada candidata es fuente de inspiración para otras mujeres. No podría destacar un único ‘ingrediente’, porque cada una de las Top 100 tiene, además de las ya mencionadas, otras cualidades únicas. Por eso animo a que sigan aspirando a ello, porque cada año cambia el jurado y muchas de las que han competido se convierten en honorarias. Pero, sobre todo, porque el proceso, es un camino de aprendizaje y reconocimiento que todas las candidatas se merecen.

Acelerar el potencial femenino

Eres fundadora de Mujeresycia.com y una voz fundamental que las alienta a ser parte de las grandes decisiones, pero además te consideras una “aceleradora” de mujeres ¿Cuáles crees que son las barreras que impide a una directiva a postularse a altos cargos de dirección?

La sociedad tiende a relacionar los cargos de alta responsabilidad con el género masculino porque tradicionalmente este tipo de puestos se han confiado a los hombres. Yo puse en marcha el programa Aceleradora porque creo que es urgente que las mujeres con potencial reconozcan quiénes son y a qué deben aspirar, sin complejos y sin demoras. No soy ni psicóloga, ni coach, pero llevo más de 40 años con el foco en las mujeres, extrayendo patrones que me permiten hacer diagnósticos y aplicar antídotos. Acelerarlas, es entrenarlas para que utilicen sus músculos vitales, que sepan quiénes son y que lleguen antes al lugar adonde quieren estar. Que volteen las barreras culturales, que vacíen la mochila de lugares comunes y estereotipos y que asuman el poder que tienen en sus manos. Si además de las barreras que encontramos en el camino, generamos otras que son inadmisibles porque son impuestas, la ecuación es fatal. ¡Es hora de romper las reglas!

Si además de las barreras que encontramos en el camino, generamos otras que son inadmisibles porque son impuestas, la ecuación es fatal. ¡Es hora de romper las reglas!

¿Crees que la actual situación de pandemia sanitaria y teletrabajo será más perjudicial para la mujer? ¿O, al contrario, ayudará a desarrollar su carrera?

Durante esta pandemia y, especialmente durante los meses de confinamiento, la mayoría de las mujeres, además de seguir trabajando día tras día, han asumido el rol de gestoras de la familia y de lo “doméstico”. Es urgente que la conciliación y el reparto de tareas sea un hecho y que hombres y mujeres vivan el trabajo y la vida personal que elijan, en equilibrio.

Es urgente que la conciliación y el reparto de tareas sea un hecho

¿Cómo visualizas las políticas emprendidas por el Gobierno, como las cuotas, ley de igualdad o las recomendaciones de la CNMV? ¿vamos por buen camino?

Todas las medidas adoptadas en materia de igualdad son necesarias, pero no han sido suficientes. Las cuotas tan denostadas solo moderan las tendencias de que las reglas sigan siendo las de siempre. Y sin cuotas, la demora sería mayor. Tenemos que construir una sociedad en la que hombres y mujeres tengan las mismas oportunidades. Es el momento de dejar atrás los roles preestablecidos y tomar decisiones sobre lo que es fundamental en nuestras vidas.  Suelo decir que, si no es por convicción, deberá ser por percusión. Es nuestra obligación ser centinelas de lo que hemos conseguido, para que no volvamos atrás.

El papel de conciencia social de las empresas

¿Estamos más cerca de alcanzar la paridad? ¿Qué crees que falta a nivel legislativo o dentro de los programas de las empresas para lograrlo?

Cada avance es un paso más para conseguir este objetivo, pero todavía falta mucho de conciencia social. En este punto, creo que las empresas, si no quieren quedar obsoletas, deben ser protagonistas del cambio. Es fundamental el papel que juegan, especialmente, porque tienen los resortes para promover medidas y lanzar mensajes que inspiren a la sociedad.

También has impulsado la iniciativa engageMEN; una plataforma en la que los hombres se comprometen con la igualdad ¿cuál crees que es el papel que deben jugar en pro de la diversidad?

Los hombres tienen que asumir también un rol en la lucha por la igualdad de género. Desde la iniciativa engageMEN, mujeres en las más altas posiciones de una empresa lanzan retos que sus pares varones deben llevar a cabo en sus organizaciones. Desde que pusimos en marcha esta iniciativa hemos puesto el foco en el valor y el compromiso de muchos hombres, que a la vez dan ejemplo a los demás y contagian a sus respectivas compañías.

Los hombres tienen que asumir también un rol en la lucha por la igualdad de género.

El líder ante el nuevo escenario

¿Cómo crees que ha cambiado el líder y qué virtudes debe tener para gestionar mejor el talento?

Vivimos en un contexto complejo que ha puesto de manifiesto la importancia de liderar de otra manera. La organización y la flexibilidad cobran sentido con el teletrabajo y es más importante que nunca adaptarse a entornos cambiantes y responder con aplomo ante la adversidad, motivar, generar confianza y ser transparentes. Pero, sobre todo, hacer de la curiosidad una herramienta que nos permita preguntar y hacernos preguntas, escuchar y poner en duda lo que sabíamos para construir un nuevo escenario más plural en el que podamos movernos con comodidad y estar a la altura que las nuevas generaciones nos demandan.

¿Te resulta interesante? Compártela: