ewi en dgsfp (42)
Noticia, 
Mónica Denza, consejera independiente de Axa y CEO de Bendit Thinking

«La única marca que no nos abandona nunca es la nuestra personal»

BDSMercadoREDEWI

Después de que la vida decidiera que Mónica Denza no debía coger un avión con destino a ser presidenta de una multinacional, la actual CEO de Bendit Thinking decidió reinventarse para poder conciliar “una situación familiar muy difícil” con su carrera profesional. Comenzó así a trabajar su propia marca haciendo congresos de branding y mentoring para mujeres, porque una cosa es cierta y es que “la única marca que no nos abandona nunca en la vida es la nuestra”, afirmó la directiva durante su participación ayer en EWI Talks celebrado como despedida hasta después del verano.

El problema es que “la trabajamos bastante poco”. Y añadió, “no se trata de ser ‘yoista’, sino tener una estrategia, un posicionamiento y ser constante” porque, en su caso, “sin tener un logo grande ni fantástico monté mi compañía, comencé a tener clientes y, al final, en quien confiaban era en Mónica. Eso hizo sentirme muy orgullosa de todo ese trabajo y esfuerzo”.

Por otro lado, “las mujeres tenemos que ayudarnos más entre nosotras y que nos promocionemos las unas a las otras”. En su opinión, “las relaciones que funcionan mejor son las que comienzan dando con generosidad, no pidiendo”.

Formación

Para Denza, la formación es imprescindible, tanto la reglada como la no reglada. Se define como una eterna estudiante, de hecho, “ahora estoy haciendo el doctorado en Comunicación como Agente de Bienestar y Salud Social desde una perspectiva tecnológica”. Además, “el sentido de la curiosidad y de querer aprender es muy importante porque te sirve para poder preguntar; eso es muy a destacar en un consejo de administración. Hay que saber qué preguntar y en qué momento, además de hacer propuestas”, subrayaba.

Llegar a ser consejera en una compañía no es tarea fácil. “Hay mucho talento femenino que todavía no ha podido acceder por años y por experiencia, pero poco a poco se va consiguiendo”. La directiva señaló que las mujeres no deben exigirse tanto ni ser tan perfeccionistas. “En un consejo, con tener actitud de aprender, ganas de trabajar y poner lo mejor de sí misma es todo lo que se necesita”.

Además, “parece que ser consejera es la definición de éxito, sin embargo, yo no vivo de ser consejera vivo de mi empresa y no estaría en el consejo de una compañía donde no me sintiera identificada, con lo cual, la meta a lo mejor no es solo alcanzar este puesto, pueden ser otras”, por eso, la directiva invitó a los asistentes a analizar cuál es su éxito profesional.