alejandra martínez markel españa
Blogs Tribuna, 
Tribuna

La RC Profesional en la mediación de conflictos

Alejandra Martínez, Suscriptora Senior RC Profesional de Markel España
BDSMercado

La mediación civil se ha consolidado como un método alternativo a la resolución de conflictos en España, ofreciendo a las partes involucradas la posibilidad de llegar a acuerdos consensuados sin recurrir a procedimientos judiciales largos y costosos. La normativa que regula la mediación civil en España ha evolucionado en los últimos años, promoviendo su uso como una herramienta eficaz para gestionar disputas en diversos ámbitos.

La Ley 5/2012, de mediación en asuntos civiles y mercantiles, junto con el RD 980/2013, de 13 de diciembre, es la normativa clave que regula la mediación en el ámbito civil en España.

La normativa, en su artículo 11, establece los requisitos para ser reconocido como mediador, incluyendo la formación específica en mediación, además de un título superior, y la suscripción de un seguro de responsabilidad civil profesional que garantice su actuación. Este enfoque garantiza la calidad y competencia de los profesionales que ejercen la mediación.

Obligatoriedad de aseguramiento

El artículo 11 del RD 980/2013, establece que, con la excepción de los mediadores concursales, la inscripción en el registro no se configura con carácter obligatorio sino voluntario para mediadores e instituciones de mediación. Sin embargo, la regulación del Registro de Mediadores e Instituciones de Mediación hace de él una pieza importante para reforzar la seguridad jurídica en este ámbito, en la medida que la inscripción en el mismo permitirá acreditar la condición de mediador.

Figura importante será la del Ministerio de Justicia y las Administraciones públicas competentes, que velarán porque las instituciones de mediación respeten, en el desarrollo de sus actividades, los principios de la mediación establecidos en esta Ley, así como por la buena actuación de los mediadores, en la forma que establezcan sus normas reguladoras (Artículo 5.3.).

En este RD, se establece la obligatoriedad de aseguramiento de la actividad de mediación, no estableciéndose sumas aseguradas mínimas, dejando este punto a la discreción del mediador, tomador del seguro, o de su asesor en seguros.

Enfrentar situaciones complicadas

A pesar de la naturaleza colaborativa de la mediación civil, los profesionales en este campo no están exentos de enfrentar situaciones complicadas. Errores en la gestión de la comunicación, malentendidos, o incluso la insatisfacción de alguna de las partes pueden dar lugar a reclamaciones de responsabilidad civil. Además, la confidencialidad es fundamental en la mediación, y cualquier violación de este principio puede tener consecuencias legales.

Una póliza de RC profesional ofrece protección financiera en caso de que un mediador sea demandado por un cliente o tercero alegando negligencia, errores u omisiones en el desempeño de sus funciones.

Estas pólizas para mediadores suelen cubrir una variedad de situaciones, incluyendo demandas por mala praxis, violación de la confidencialidad, errores en la gestión de la comunicación, y otros actos profesionales que puedan dar lugar a reclamaciones legales. Además, estas pólizas suelen incluir coberturas de defensa legal, indemnizaciones y acuerdos extrajudiciales.

¿Te resulta interesante? Compártela: