Inicio | Noticias | La ‘inflación social’ podría aumentar las pérdidas por interrupción de negocio a causa del Covid-19
Aumenta la concentración del negocio en 2019 entre los grandes grupos
Noticia, 
Análisis de A.M. Best

La ‘inflación social’ podría aumentar las pérdidas por interrupción de negocio a causa del Covid-19

BDSInternacional

Con las operaciones comerciales interrumpidas de forma abrupta por el Covid-19, surgen preguntas sobre el alcance de la cobertura por interrupción de negocio. A.M. Best considera que la complejidad de este seguro puede ser “una bendición para los abogados”.

La agencia estima que las aseguradoras probablemente seguirán sufriendo pérdidas potenciales por interrupción de negocio hasta que la pandemia pase. En circunstancias normales, esta cobertura se aplicarían hasta alcanzar cualquier límite o sublímite y durante todo el ‘período de restauración’. Dado que la crisis del Covid-19 continuará desarrollándose en los próximos meses, “es imposible estar seguro de cuánto durará el ‘período de restauración’ para estas empresas”, indica la agencia.

A.M. Best espera que los costes de defensa experimenten un repunte notable. A esto se suma el reciente fenómeno de la ‘inflación social’.  Las aseguradoras se enfrentan a decisiones de los tribunales más desfavorables que en años anteriores.

Pérdida o daño físico

Muchas pólizas de interrupción de negocio requieren pérdidas o daños físicos directos como requisito para la activación de la cobertura. Por tanto, donde no se haya producido ningún daño físico, la cobertura podría no aplicarse. “En algunos casos, la interrupción de negocio podría aplicarse si hubiera una provisión por denegación de acceso, lo que podría dar lugar a cobertura si el Gobierno prohíbe el acceso a la propiedad. Si tales provisiones se aplicarán a una reclamación por esta contigenica es algo que depende de la redacción específica de la póliza”, explica A.M. Best. Eso sí, considera poco probable que las empresas que cesan sus operaciones voluntariamente recuperen los costes de esa pérdida debido a la naturaleza voluntaria del cierre.

“La industria de los seguros aprendió del brote de 2003 del síndrome respiratorio agudo severo (SRAS). Las enfermedades transmisibles pueden ser una causa importante de pérdidas, por lo que muchas pólizas pueden excluir enfermedades transmisibles”, se concreta.

Pólizas de No Vida

Por otro lado, A.M. Best recuerda que algunas pólizas de No Vida incluyen cobertura limitada por hongos, bacterias o virus. No obstante, pueden limitar o excluir la cobertura de las pérdidas causadas por un virus.

“Estas condiciones pueden crear ambigüedad en la cobertura y requerir que los tribunales intervengan e interpreten. Por ello, es factible que las pérdidas relacionadas con un virus puedan estar cubiertas. Mientras las pérdidas relacionadas con bacterias están excluidas. Además, los gobiernos federales y estatales están abordando los posibles pagos de beneficios a las empresas como una alternativa a la cobertura de seguro por pérdidas relacionadas con el Covid-19”, añade.

Por último, A.M. Best estima probable que si la mayoría de las pérdidas económicas comerciales provocadas por el Covid-19 quedan sin cubrir por el mercado asegurador primario, es posible que, en Estados Unidos, el Gobierno cree algún tipo de fondo federal para hacerse cargo.