equidad
Noticia, 

La igualdad de género en la plantilla puede hacer que tu empresa sea más rentable

REDEWI

Según un estudio realizado por BlackRock, las compañías con más paridad de género entre sus trabajadores obtuvieron entre 2013 y 2022 hasta dos puntos porcentuales más de rentabilidad que las empresas del mismo sector con más desigualdad.

Aunque ya se habían realizado estudios sobre la correlación entre la igualdad de género y la rentabilidad, este trabajo de la empresa de inversión estadounidense destaca por el tamaño de la muestra: 1.250 compañías. Según revela, las compañías que tenían un número muy similar de hombres y mujeres en la plantilla registraron un rendimiento medio anual sobre activos del 7,7%, frente al 5,6% de las que tenían la mayor proporción de hombres, y el 6,1% de las que tenían la mayor proporción de mujeres.

Sandra Lawson, directora del proyecto indica: “El capital humano es muy importante para el rendimiento de las inversiones”. Y remarca la “correlación muy poderosa” que hay entre ese capital y la rentabilidad.

Este estudio pretende reforzar los argumentos de las empresas de inversión, que sostienen que parte de su deber fiduciario es tener en cuenta la igualdad de género y otros factores sociales en el proceso de inversión. Además, el análisis muestra que, cuando la paridad de género en los cargos más altos es una representación de la igualdad en el resto de la plantilla, los beneficios son aún mayores que cuando no hay concierto en los altos mandos.

Igualmente, en el ensayo se buscaron vínculos entre las políticas de personal y los resultados financieros. En este ámbito, la maternidad fue uno de los asuntos estudiados. Puede parecer sorprendente, pero los datos indican que, en Estados Unidos, las mujeres que tienen bajas por maternidad más largas rendían más que aquellas en su mismo sector con permisos más breves.

Respecto a este tema, Lawson indica que el dato registrado es una muestra de políticas más favorables hacia los trabajadores, y un trato más humano. “Se manda así un mensaje a la compañía en su totalidad, indicando que se valora a los trabajadores como individuos, y no solo como empleados”, concluye.

Autor: