héloswiss re
Noticia, 
Héloïse Roca, HR Manager en Swiss Re Spain

«La gran diversidad cultural que tenemos es clave para ser mejores»

ProtagonistasREDEWI

¿Una compañía en la que convivan 27 nacionales distintas? En Swiss Re Spain esto es una realidad y, además, es un factor clave para que la compañía sea mejor. “La diversidad entre empleados aporta tantas cosas buenas”, afirma Héloïse Roca, HR Manager de la compañía. “Mejora el ambiente de trabajo, eleva el rendimiento, mejora la cultura organizacional, donde se valora y respeta a todos los empleados y eleva la capacidad de adaptación empresarial ante entornos cambiantes”, puntualiza. ¿Cómo lograr que se entiendan entre ellos? El papel de los recursos humanos es básico, con acciones muy concretas, por ejemplo, la reaseguradora ha realizado una actividad muy singular con la música como nexo de unión.

 

Swiss Re Spain está compuesto por más de 25 nacionalidades y sumáis nuevas incorporaciones de manera frecuente; ¿cómo se logra lidera esta diversidad cultural y generacional desde el departamento de Recursos Humanos?

Vivimos en una época de cambio acelerado. Si antes el tiempo transcurría de forma lineal, hoy acontece entre cambios disruptivos. Esto lleva a nuestras sociedades a una creciente complejidad por la revolución tecnológica, que da una vuelta de tuerca más con la llegada de la inteligencia artificial. En este mundo, coexisten, más que nunca, muchos mundos y más aún en el sector de los seguros y eso que hemos sido etiquetados de mercado tradicional en el pasado.

En esta evolución, las organizaciones se encuentran sumergidas en una lucha de constante adaptación. Al final, la única constancia es el cambio y desde Swiss Re tenemos una plantilla heterogénea compuesta por perfiles con aspiraciones, cualidades y aptitudes muy distintas.

Las organizaciones se encuentran en una lucha de constante adaptación. Al final, la única constancia es el cambio. Tenemos una plantilla heterogénea compuesta por perfiles con aspiraciones, cualidades y aptitudes muy distintas.

Hay que dejar claro que en el mercado laboral siempre han coexistido distintas generaciones, pero antes las generaciones mayores nutrían de su experiencia a las más jóvenes. En el mundo actual, en la que las tecnologías ocupan un lugar prioritario y los más jóvenes, nativos digitales, conviven con ellas de manera natural, es decir, su relación con ellas es orgánica, el intercambio de conocimientos se puede dar de manera multidireccional y todas las cohortes de edad aportan valor al proyecto.

También cabe destacar que nuestra compañía tiene una política de DEI (Diversity Equity & Inclusion) muy potente al nivel global con muchas iniciativas concretas sobre la inclusión de personas con discapacidad, Pride, género, ect.

De hecho, recientemente habéis celebrado una jornada con los empleados de la oficina de Madrid en el que la música ha servido de punto de unión entre los equipos ¿cómo surge esta iniciativa y qué beneficios aportan este tipo de acciones? ¿otras acciones que vayáis a realizar próximamente?

Queríamos hacer algo distinto para celebrar la Navidad con nuestros empleados y hemos pensado que teníamos dios opciones para unir a nuestros equipos tan internacionales: la comida o la música. En Swiss Re tenemos la suerte de tener 27 nacionalidades en total, de todos los continentes. Esta diversidad cultural puede llegar a ser un reto a la hora de buscar actividades de conexión y de unión cuando son equipos nuevos, que se conocen desde poco tiempo.

La música nos permite ir más allá del propio lenguaje hablado y tiene un verdadero poder transformador. Ha sido una apuesta para estimular emociones, conseguir que los equipos salgan de su zona de confort y se dejen llevar por un ritmo común. Nos dimos cuenta al llegar al evento que varias personas estaban con bastante reserva y timidez. Cada uno de los 100 asistentes hemos elegido un instrumento (o el instrumento nos eligió a nosotros 😉 ) y vimos sonrisas y cómo se iluminan las caras … ¡fue una experiencia fantástica!

¿Qué principales ventajas aporta esta diversidad entre equipos?

¡Aporta tantas cosas positivas! Cabe destacar por decir algunas, el ambiente de trabajo colaborativo y que esto al final este buen clima laboral eleva el rendimiento. También mejora mucho la cultura organizacional, donde se valora y respeta a todos los empleados.

Por último, mejora la capacidad de adaptación empresarial, facilitando la adaptación a entornos cambiantes y abordar las necesidades del mercado actual.

Hackear a nuestra impostora

EWI busca potenciar que haya más mujeres directivas; ¿alguna medida concreta que opines puede acelerar la igualdad dentro de las organizaciones?

Nosotros hemos lanzado una formación muy concreta sobre el síndrome del impostor para todas las empleadas de la organización, la realizamos a través de una coach experta en este tema. El feedback fue muy positivo, recibimos peticiones de ampliar la formación a hombres también y es lo que hicimos. Y es que al final con esta formación hicimos un viaje al corazón del saboteador número uno.

La buena noticia es que tener el Síndrome del Impostor no es una fatalidad. Lo podemos hackear. Pero para eso, lo tenemos que conocer, conectar con él (o con ella).

El objetivo era implementar ejercicios para recuperar la autoconfianza y el bienestar emocional con el fin de poder desarrollar el talento de nuestras empleadas e introducir más equilibrio en su vida.

¿Y este año tenéis alguna formación planeada?

Este próximo mes de marzo tenemos ya agendada una charla sobre el autocuidado y claves sobre cómo podemos mejorar la gestión del tiempo.

El enfoque que queremos darle es que esté centro en el pensamiento positivo, pero también con técnicas concretas como por ejemplo, claves de la eficiencia, nutrición, etc. pero desde el autocuidado y resaltando la importancia del descanso.

 

¿Te resulta interesante? Compártela: