Inicio | Noticias | “La empresa privada puede jugar un papel importante para que haya más mujeres en carreras STEM”
“La empresa privada puede jugar un papel importante en propiciar este acercamiento mujer a las carreras STEM”
Noticia, 
Maite Martín Gimeno, gerente de estrategia y transformación, sector asegurador en Capgemini España

“La empresa privada puede jugar un papel importante para que haya más mujeres en carreras STEM”

Mercado

Maite Martín Gimeno ha tenido la suerte de ver la transformación del sector asegurador en primera línea. Desde el lado de la consultoría ha conocido a multitud de profesionales de distintos negocios, áreas y culturas; “con los que he compartido un objetivo común: ¡transformarse!”, nos cuenta la gerente de estrategia y transformación, sector asegurador en Capgemini España. Explica que el trabajo de un consultor es “estudiar al cliente y entender el mercado que le rodea junto con sus desafíos para beneficiarse de las oportunidades”. El seguro tiene grandes desafíos que están por venir “a medida que las BigTech y las insurtechs marquen los avances en la industria del seguro, por lo que es fundamental para las aseguradoras ser ágiles en la transformación digital”, revela. Con ella repasamos un sector en el que la presencia femenina es muy tímida por “los estereotipos forjados desde la infancia, la falta de información, de referentes cotidianos con los que identificarse, la falta de orientación profesional…”. Uno de los pasos es visualizar referentes, detalla, además de fomentar el interés de niñas y adolescentes hacia carreras STEM y en este terreno “la empresa privada puede jugar un papel muy importante en propiciar este acercamiento”.

 

Llevas trabajando junto al sector asegurador más de 17 años, gran parte de ese tiempo en Capgemini ¿cómo ha sido tu travesía profesional durante estos años?

Mi viaje profesional ha sido muy diverso y sobre todo divertido y apasionante ¡espero que siga siendo así! La parte que más valoro es que desde la consultoría he tenido la oportunidad de integrarme en cada una de las múltiples empresas con las que he colaborado. He disfrutado con ello, he compartido sus inquietudes y sobre todo he tenido la oportunidad de conocer a multitud de profesionales de distintos negocios, áreas y culturas, con los que he compartido un objetivo común: ¡transformarse!

A lo largo de estos años, dedicada principalmente al mundo de los seguros tanto desde la empresa aseguradora como desde la consultoría de la mano de Capgemini, he podido ver de cerca la enorme transformación que ha sufrido un sector tan tradicional y conservador como este.

Comencé mi carrera profesional como tramitadora de siniestros en una de las principales aseguradoras internacionales en España, donde las tareas manuales eran la base del trabajo diario; el simple hecho de enviar un fax podía requerir más de 15 minutos ante un fax colapsado. Hoy en día, puedo comprobar cómo algo así parece prehistórico y cómo la optimización de los procesos operativos, la atención al cliente y el acceso a la información han sufrido una transformación que entonces parecía inviable. En paralelo, he desarrollado mi carrera conociendo a muchas y muy diversas entidades, estructuras organizativas, operativas de negocio, tecnologías y procesos de transformación, que hoy me permiten tener una amplia experiencia y conocimiento del sector.

¿Qué te atrajo del sector y qué es lo que más te gusta para llevar tantos años dedicado en él? ¿crees que el sector se ‘vende’ bien?

Siempre me atrajo este sector, que considero que es muy intenso y variado, que tiene un alto componente formativo y que habitualmente se realiza donde se encuentra el cliente y ofrece grandes posibilidades para viajar. Sin embargo, cuando inicié mi carrera no creo que fuera consciente de que la consultoría me ofrecería todo eso y mucho más. En todos estos años no he realizado dos proyectos iguales, al igual que no he encontrado dos clientes iguales.

En eso reside el atractivo de la consultoría. El trabajo de un consultor es estudiar al cliente —cada uno requiere una adaptación diferente— y entender el mercado que le rodea junto con sus desafíos para poderle ofrecer así las mejoras que necesita en sus áreas de oportunidad. Un consultor que está especializado en un ámbito concreto siempre debe estar al día tanto de las tendencias de la industria como de las últimas tecnologías e innovaciones, lo que te obliga a un esfuerzo continuado de actualización formativa, para así poder aterrizar un proyecto ante las demandas y las necesidades de cada empresa.

Cuando trabajas con un cliente, te metes de lleno en él. Tienes que conocerle, escucharle, entenderle, estudiar todos los aspectos que lo caracterizan y esto implica aprender su terminología, procesos, situaciones típicas, oportunidades, debilidades y demás aspectos para tener la capacidad de aconsejarles, ayudarles a crecer y, por tanto, a que consigan sus metas.

Con todo, también he sido testigo y partícipe de cómo el papel del consultor ha ido tomando relevancia. La consultoría proporciona asesoría estratégica de negocio y ayuda implementar soluciones enfocadas a aumentar la productividad y competitividad de las empresas aprovechando al máximo sus recursos. Contar con el respaldo de un consultor ayuda a entender el entorno de mercado, los desafíos y mejorar las áreas de oportunidad.

En cuanto a tu puesto como gerente de estrategia y transformación: ¿Cuéntanos un poco, qué principales retos y objetivos tienes marcados para este año 2020 en tu cuadro de mando?

El año se presenta ambicioso para las entidades aseguradoras y con muchos cambios disruptivos. El principal reto es acompañar a las compañías en su plan de transformación para propiciar gradualmente esa evolución digital que necesita su negocio.

En este sentido, considero que la agenda va a estar marcada por unos mayores recursos para el servicio al cliente, los productos personalizados, la omnicanalidad y la eficiencia operativa en procesos externos e internos, todo bajo un contexto de mercado donde emergen nuevas tendencias, la competencia es fuerte y es difícil diferenciarse. Por otro lado, por un mayor foco en la implementación de tecnologías de Big Data, modelos analíticos, IA, así como en la optimización de los sistemas core actuales. En definitiva, un trabajo conjunto entre negocio y tecnología que permitirá la evolución en la misma dirección y bajo el mismo modelo de gobierno.

“2020 se presenta ambicioso para las entidades aseguradoras y con muchos cambios disruptivos. El principal reto es acompañar a las compañías en su plan de transformación para propiciar gradualmente esa evolución digital que necesita su negocio”

“Los referentes femeninos son fundamentales”

Cuando se buscan ‘expertos’ en tecnología parece que cuesta encontrar referentes femeninos ¿qué opinión te merece esta afirmación? ¿Has vivido esta situación durante estos años, has sentido alguna desigualdad en el trascurso de tu carrera?

Ciertamente, la presencia femenina en el área de la tecnología aún es muy escasa; muy superada aún por el número de hombres, el sesgo de género aún persiste. Creo que todavía existen barreras invisibles a las que las mujeres se enfrentan hoy en día cuando quieren avanzar en su carrera y acceder a puestos de mayor responsabilidad, como muestra el volumen de mujeres contratadas en una empresa, sus cargos y los salarios que se perciben según el sexo.

El hecho de ser madre todavía hace sufrir a muchas mujeres una “congelación” de su carrera profesional y esa diferencia de género. Afortunadamente, muchas empresas acometen planes de conciliación y de desarrollo de carrera específicos cada vez más adecuados para que no se produzcan estas anomalías. Particularmente, Capgemini es una empresa muy comprometida con estos programas.

A lo largo de mis años de experiencia en proyectos de tecnología con multitud de empresas de diversa índole, he podido comprobar cómo los expertos en tecnología han sido principalmente hombres, de manera que la presencia femenina ha sido en general muy baja y en algunos casos inexistente. Sin embargo, es cierto que esta situación comienza a virar tímidamente. Cabe reseñar, por ejemplo, el gran número de empresas de innovación donde son nombres de mujeres los que empiezan a destacar entre altos directivos en España. Estos referentes femeninos son fundamentales no sólo para que las mujeres nos identifiquemos, sino para que las generaciones que vienen sepan que pueden lograr posiciones similares a pesar de las dificultades, y reclamar su sitio.

¿Crees que está cambiando la preferencia de las mujeres hacia carreras más técnicas? ¿Sino es así, cómo crees que se puede potenciar el interés hacia carreras STEM?

Efectivamente, se percibe una mayor aproximación de las mujeres a las carreras STEM (que integra la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas), aunque según los últimos informes, todavía menos del 20% de los estudiantes de estas disciplinas son mujeres. Esto significa que queda mucho camino por recorrer; que la presencia femenina en el campo de la ciencia y la tecnología es una asignatura pendiente para la sociedad y que es fundamental revertir esta tendencia negativa.

Entre los factores que siguen influyendo en la baja preferencia de las mujeres por las carreras técnicas cabe mencionar, entre otros, los estereotipos forjados desde la infancia sobre las carreras que son para hombres y para mujeres, la falta de información, la falta de referentes cotidianos con los que identificarse, la falta de orientación profesional…

Fomentar el interés de niñas y adolescentes hacia carreras STEM es algo que se debe iniciar desde los primeros años de escolarización y continuarlo en los siguientes estadios formativos. Hacer visibles a las mujeres que se dedican a la ciencia es otro de los antídotos para derribar los estereotipos que frenan la vocación investigadora entre las alumnas. Es fundamental que los referentes femeninos sirvan de ejemplo en la sociedad, e inspiren con su testimonio a las más jóvenes. La ciencia necesita esa mirada diferente que aporta la mujer científica.

Además, muchos de los nuevos empleos del futuro estarán relacionados con las STEM, por lo que es esencial informar sobre su importancia en el porvenir y promover proyectos en el ámbito tecnológico. Esto contribuirá a reducir prejuicios y conductas desfavorables en torno a las mujeres y las tecnologías, al tiempo que el aumento de la participación femenina en estas carreras podrá reducir la brecha de género y poder.

La empresa privada puede jugar un papel muy importante en propiciar este acercamiento mujer-carreras STEM. Desde Capgemini colaboramos en diferentes iniciativas público-privadas, e internamente realizamos talleres para que los empleados traigan a sus hijos y mostrarles el valor de estas disciplinas.

Es fundamental que los referentes femeninos sirvan de ejemplo en la sociedad, e inspiren con su testimonio a las más jóvenes. La ciencia necesita esa mirada diferente que aporta la mujer científica.

Y en el caso de potenciar el liderazgo femenino a la luz de las bajas cifras de mujeres directivas ¿cómo crees que se puede ayudar e impulsar que más mujeres logren alcanzar puestos de responsabilidad dentro de las compañías?

Dentro de la cultura corporativa se deben desarrollar diversidad de acciones que fomenten conjuntamente la igualdad de oportunidades para acceder a los mismos puestos directivos. Implementar políticas concretas, como definir planes de carrera que promuevan el crecimiento profesional independientemente del género; desarrollar programas de selección que contemplen toda la amplitud de la diversidad; establecer medidas de trabajo flexible que favorezcan la conciliación; y sobre todo, empezar a ver como algo natural la responsabilidad compartida en la atención a los hijos fuera del trabajo y que tanto un hombre como una mujer, por ejemplo, pueden llevar a su hijo al médico. También es importante garantizar la igualdad salarial en puestos de responsabilidad, ya que la brecha salarial afecta sobre todo a los salarios más altos.

Tengamos en cuenta que todas estas medidas, además, necesitan un impulso legislativo decidido; por ejemplo, a la hora de premiar, reconocer o incentivar a las empresas que presenten mejores resultados y evolución en lo que respecta a la brecha salarial o más paridad en los puestos de responsabilidad, etc.

 

“La agilidad digital se ha convertido en un factor de éxito a medio plazo para las aseguradoras”

Ayudas al seguro a seguir el mejor camino hacia trasformación y la innovación ¿cómo ha sido la evolución del seguro frente al cambio tecnológico? ¿qué retos crees que quedan por emprender en este terreno?

El negocio asegurador acomete ya desde hace años su propia transformación digital, pero continúa a cierta distancia con respecto a las industrias y sectores más avanzados. Las aseguradoras todavía necesitan desarrollar capacidades clave focalizándose e invirtiendo en tecnología que les permita ganar mayor agilidad, flexibilidad y, sobre todo, satisfacer de forma más óptima las expectativas de sus clientes.

La agilidad digital se ha convertido en un factor de éxito a medio plazo para las aseguradoras. Esto dependerá de la capacidad de desarrollar modelos operativos preparados para el futuro, de la construcción de capacidades de insurtech, de obtener datos en tiempo real y elaborar análisis predictivos, de adaptarse en tiempo real a las necesidades del mercado, y bajo la perspectiva de afianzar la sostenibilidad a largo plazo.

Según nuestro último estudio del sector (World Insurance Report 2019) un reto acuciante es la cobertura del nuevo panorama de riesgos emergentes como, por ejemplo, el aumento de catástrofes naturales, los ciberataques, los asociados a la automatización, las tendencias sociales y demográficas, las nuevas necesidades médicas y de salud, etc. Este mapa de nuevos riesgos ofrece a las aseguradoras nuevas oportunidades de cubrir las expectativas del cliente final a través de la innovación en productos y servicios. Para esto, es fundamental que rediseñan sus modelos de negocio y operaciones, que fortalezcan la cultura de innovación interna y que aumenten la flexibilidad en sus sistemas legacy tradicionales.

Las aseguradoras todavía necesitan desarrollar capacidades clave focalizándose e invirtiendo en tecnología que les permita ganar mayor agilidad, flexibilidad y, sobre todo, satisfacer de forma más óptima las expectativas de sus clientes.

Hablando de emprender ¿cuál es tu visión de la industria en esta trasformación donde los nuevos jugadores están teniendo tanto poder y protagonismo? ¿se está llegado a la colaboración entre el nuevo seguro y el más tradicional?

Los desafíos están por venir a medida que las BigTech y las Insurtechs marquen también avances en la industria del seguro, por lo que es fundamental para las aseguradoras ser ágiles en la transformación digital.

Muchas insurtechs están captando financiación y creciendo, pues están demostrando una gran capacidad de entender, escuchar e interactuar con los usuarios. Las Insurtech aportan un conocimiento único, lo que les permite optimizar el servicio, minimizando el riesgo, abaratando las cuotas y potenciando la fidelidad del cliente. La mayoría de ellas se basan en el uso de Big Data, IoT y, por supuesto, Inteligencia Artificial. En este sentido, las aseguradoras que identifiquen rápidamente el inmenso potencial de la colaboración InsurTech estarán fuertemente posicionadas para tener éxito en el mercado. Aquellas aseguradoras que no se unan a la transformación digital podrían perder parte de sus clientes.

 

Cómo ha evolucionado el papel de ‘cliente’ ¿está sabiendo el seguro darle al consumidor lo que necesita frente al cambio tecnológico?

La industria del seguro está sabiendo atender a las necesidades y brechas en los servicios al cliente a través de la adopción de tecnología digital. La digitalización de la contratación de la póliza o de la gestión de incidencias para hacerlo con inmediatez posiciona positivamente a las aseguradoras frente a las expectativas de los clientes.

Por otro lado, un canal digital bien organizado es fundamental para comunicarse con los asegurados, así como para atender sus necesidades en el menor tiempo posible. Tan importante como el precio del producto, es la comunicación rápida y transparente con el cliente. Y esto es algo por lo que están apostando cada vez más. De hecho, las aseguradoras de todos los ramos en España están aprovechando las redes sociales como una plataforma clave para capturar datos de clientes en tiempo real y luego procesarlos para análisis.

El miedo de las compañías tradicionales del sector asegurador a quedarse fuera de juego también está empujando a muchas de ellas no solo a colaborar con Insurtechs, sino también a adquirir firmas de este tipo con el fin de mejorar su competitividad. Es la manera más rápida de acceder a las nuevas tecnologías desde una gran estructura, a la vez que disminuyen las limitaciones tradicionales para la interacción con el cliente.

Lo que es claro es que las preferencias de los clientes son muy volátiles y obligan de forma constante a las aseguradoras a ser más ágiles y flexibles, de forma que puedan rediseñar sus modelos de negocio y operaciones con rapidez si quieren alinearse con las expectativas de sus clientes.

 

“Las aseguradoras que identifiquen rápidamente el inmenso potencial de la colaboración insurtech estarán fuertemente posicionadas para tener éxito en el mercado. Aquellas aseguradoras que no se unan a la transformación digital podrían perder parte de sus clientes”

 

El Dato se ha convertido en la mejor moneda de cambio del seguro, ¿cómo está revolucionando la industria gracias al poder del dato: retos y oportunidades? ¿Cómo ayudarán aquí las nuevas herramientas tecnológicas?

La adaptación del mundo del seguro en términos de mejor conocimiento del cliente, productos personalizados, primas más ajustadas, prevención del fraude, estrategias de captación y fidelización… pasa por la inversión en sistemas analíticos de Big Data y la implementación transversal del Business Intelligence como modelo empresarial. El sector se enfoca ahora en conseguir las mejores herramientas de analítica de datos que ayuden a obtener una base de conocimiento necesaria para garantizar una óptima toma de decisiones, encontrar medios más fáciles para integrar los diferentes sistemas transaccionales, data warehouse, data marts, etc. y, además, disponer de técnicas que vayan más allá del análisis descriptivo y permitan alcanzar una visión 360º de clientes, sistemas y escenarios potenciales.

Merece la pena tener en cuenta que, estando así preparadas, las posibilidades de las aseguradoras son enormes pues además el consumidor es propicio, cada vez más, a compartir mucha información. La posibilidad de disponer de los datos del cliente y saber explotarlos permitirá a las aseguradoras un mejor posicionamiento frente a su asegurado. Todavía queda camino para el despliegue definitivo de este tipo de modelos, pero al igual que está ocurriendo en otros sectores, implicará un cambio importante en las arquitecturas tecnológicas.

Líneas estratégica para este 2020

Por último, de cara a este 2020 y la próximo década ¿cuáles crees que serán a grandes rasgos las principales trasformaciones que vivirá el sector asegurador?

Varias son las líneas estratégicas por las que apostarán las aseguradoras a corto plazo, siempre basadas en la transformación digital que es la base para la evolución del negocio. Cabe destacar:

  • Experiencia de cliente mejorada. Adaptarse a la nueva demanda de los consumidores en tiempo y forma, asegurando que la brecha existente entre las expectativas del cliente y lo que realmente ofrece la aseguradora sea mínima o sea cero.
  • Personalización de productos y servicios, de manera que no solo se adapten a las demandas actuales de los clientes, sino que además se puedan poner en marcha con la agilidad de comercialización suficiente para ser competitivo.
  • Eficiencia operativa y automatización inteligente, eliminando fricciones en el negocio, haciendo que los sistemas y procesos sean productivos y se adapten mejor a las nuevas necesidades.
  • Mejorar el rendimiento con estrategias y soluciones end-to-end basadas en Inteligencia artificial y Machine Learning. Dentro del marco de la IA, las diferentes técnicas analíticas van proporcionando cada vez más inteligencia, eficiencia y valor para los negocios. La evolución hacia modelos de analítica prescriptiva, capaz de automatizar la toma de decisiones, evaluando la mejor solución en entornos complejos y garantizando la calidad de estas decisiones y su aportación al negocio
  • Invertir en tecnología Big Data, que permite disponer de la gran cantidad de datos que se necesita para cumplir con objetivos establecidos. Proporciona la infraestructura y las capacidades necesarias para capturar, almacenar, transferir y tratar esta gran cantidad de información. Pero lo más destacable es que la tecnología Big Data permite manejar datos que no tienen por qué estar estructurados, es decir, que pueden proceder de cualquier fuente y tener cualquier formato en tiempo real. Esto resulta de gran valor para las aseguradoras que albergan numerosos nichos de información.
  • Apostar por nuevos modelos de negocio, como alianzas con Insurtechs, de las que están surgiendo ideas disruptivas e innovadoras. En realidad, la clave aquí es aplicar las prácticas de nuevas tecnologías al negocio asegurador; la mayoría de ellas se basan en el uso de Big Data, IoT y, por supuesto, Inteligencia Artificial.