Inicio | Noticias | La economía mundial ralentiza su crecimiento en 2013
Noticia, 
Informe EULER HERMES

La economía mundial ralentiza su crecimiento en 2013

Internacional

El crecimiento económico mundial se reducirá este año hasta el 2,4%, frente al 2,5% del pasado año, para posteriormente remontar hasta el 3,1% el próximo ejercicio, según el último informe económico publicado por EULER HERMES. La previsión de evolución del PIB mundial estará en línea con la expectativa de crecimiento del comercio internacional (aumentaría un 5% en 2014, tras el crecimiento del 2,5% esperado para este año).

El informe de la aseguradora apunta a que la zona euro continuará debilitando el crecimiento mundial en 2013 (-0,6%), y en 2014 se recuperará ligeramente (+0,8%). Por el contrario, los países emergentes seguirán liderando el crecimiento mundial (+4,4% y +4,9% en 2013 y 2014, respectivamente), aunque los denominados países BRIC parecen perder fuerza.

La economía de Estados Unidos da muestra de resistencia (+1,8% en 2013 y +2,7% esperado para 2014) y Japón apunta a un crecimiento en su PIB del 1,6% este año y del 1,4%, el siguiente. En China, el reequilibrio de la economía hacia una tendencia más doméstica, en oposición a la externa, hace que los motores de la economía continúen en marcha. Esta transición se traducirá en una menor tasa de crecimiento, hasta alcanzar el 7,7% en 2013 y el 7,9%, en 2014.

El PIB de España crecerá un 0,3% en 2014

Las previsiones de la compañía respecto a la evolución de la economía española señalan que en 2013 continuará la recesión (el PIB bajaría un 1,6% este año) para volver a tasas positivas, del 0,3%, en 2014.

“Los principales indicadores de crecimiento, como el PIB mundial y la producción industrial, sugieren un retraso en la recuperación prevista para finales de 2013 en el ciclo económico mundial”, comenta Wilfried Verstraete, CEO de EULER HERMES. “Podría producirse una encrucijada mundial a medio plazo si se desvinculasen los tres principales impulsores del crecimiento: relaciones comerciales a nivel regional, política fiscal e instituciones reguladoras. El próximo escenario económico –mejora del crecimiento, riesgo soberano, o recesión y volatilidad- estará determinado por el modo en que la demanda mundial y la riqueza afecten a la economía real, las políticas monetarias sean restauradas y realineadas, y la competitividad se equilibre”.