Inicio | Noticias | La disminución del número de personas presentes en las oficinas incrementa los riesgos de seguridad en las empresas
Alan Abreu
Descubre Ciberriesgos, 

La disminución del número de personas presentes en las oficinas incrementa los riesgos de seguridad en las empresas

Por Alan Abreu, Responsable Técnico Cyber Hiscox España
BDSDescubreInternacional

Como cada trimestre, nuestro equipo de siniestros ha analizado las tendencias que se producen en materia de ciberseguridad, y traducido estos resultados en un informe muy útil tanto para nuestra área técnica como para nuestros colaboradores. Y es que la ciberseguridad evoluciona a tal velocidad que estar actualizados debe ser algo prioritario en las estrategias de empresas y profesionales.

Aunque indudablemente vivimos unos días que han revolucionado nuestra vida personal y profesional, vamos a intentar por un instante dejar de lado la emergencia a la que nos estamos enfrentando entre todos para poder analizar los resultados de este informe, que nos ayudará a comprender hacia dónde puede dirigirse todo una vez volvamos a la normalidad.

Los datos recogidos en el último trimestre de 2019 ponen de manifiesto una tendencia que se repite constantemente y de la que debemos aprender, los periodos vacacionales aumentan la vulnerabilidad de seguridad en las empresas. Estas fechas marcadas en rojo en el calendario, como por ejemplo la Navidad, son un momento que aprovechan los ciberdelincuentes para lanzar ataques. Un motivo de este fenómeno es la disminución del número de personas que están presencialmente en las oficinas y por lo tanto menos ojos para detectar un problema en el sistema.

Entre los meses de octubre y diciembre los principales siniestros han sido robos financieros, extorsión cibernética, y pérdidas de datos, según este informe. Sobre estos incidentes podemos destacar que:

  • El 44% de las reclamaciones en Reino Unido fueron por robo financiero, y estos ataques crecen en todos los mercados analizados.
  • El 37% de las reclamaciones producidas en países de del mercado europeo implicaban perdida de datos.
  • El 25% de los casos analizados en todos los mercados – exceptuando casos de ransomware fueron resultados de ataques de phishing
  • El 18% de las reclamaciones de asegurados de Estados Unidos venían derivadas de extorsión cibernética a través de ransomware. Y otro dato preocupante, las demandas de rescate continúan aumentando en los EE.UU.

¿Qué se puede hacer?

Es imperativo que las empresas y profesionales permanezcan en alerta. Recuperarse de un ciberataque a menudo costará más tiempo y dinero que administrar el riesgo, sin mencionar el daño reputacional que puede generar a la compañía. Algunos sencillos pasos serán reforzar la autentificación multifactor en los dispositivos, saber cuáles son los datos críticos y dónde están alojados, realizar copias de seguridad y almacenarlas fuera del sistema de manera regular, activar todas las actualizaciones de software y descargar parches para las vulnerabilidades que se van encontrando en los diferentes sistemas; o formar y testar a nuestros empleados sobre reconocimiento de correos electrónicos de phishing y solicitudes de pago fraudulentas.

Además, es fundamental contar con una póliza de riesgos cibernéticos y verificar que las coberturas contratadas responden a las necesidades de protección específicas de nuestro negocio.

Autor:
¿Te resulta interesante? Compártela: