Inicio | Noticias | La Covid-19 dispara el uso de vehículos particulares y de movilidad personal
Movilidad en pandemia Madrid
Noticia, 
Estudio del Centro de Estudios Ponle Freno-AXA

La Covid-19 dispara el uso de vehículos particulares y de movilidad personal

BDSMercado

La pandemia provocada por la Covid-19 ha provocado cambios en la movilidad de las ciudades, donde se observa un aumento de los Vehículos de Movilidad Personal (VMP) y particulares, del 18% y 35%, respectivamente. Por el contrario, se ha desplomado el uso del transporte público (-46%) y el de taxis y VTC (-29%). Así lo constata el ‘Estudio de Movilidad Segura y Sostenible del Centro de Estudios Ponle Freno-AXA’, presentado ayer en rueda de prensa online.

El informe recoge la percepción de más de 4.000 conductores sobre hábitos en los desplazamientos y en aspectos relacionados con la movilidad segura, sostenible, accesible y conectada. En líneas generales, la mayoría de los encuestados (65%) considera que la seguridad no ha evolucionado, ni ha mejorado ni empeorado, a lo largo del último año. Del 11% de conductores que opina que ha empeorado, un 60% señala al uso del móvil como principal motivo, seguido del uso de VMP y la falta de educación vial. Llama la atención el llamado peatón tecnológico, aquella persona que transita por la ciudad utilizando aparatos tecnológicos, y que para un 20% de los conductores en ciudad representa ya un gran peligro.

Falta formación, aunque hay concienciación

El informe muestra un consenso en la necesidad de mejorar la formación, una asignatura pendiente, especialmente entre los hombres (45%) y el tramo de edad de 35-44 años (48%). En este sentido, destaca la opinión de que hay que usar más recursos audiovisuales (73%), la formación de los sistemas tecnológicos y de seguridad que incorporan los vehículos (73%), la posibilidad de obtener puntos extras tras recibir cursos sobre conducción segura (70%) o establecer un mínimo de clases prácticas (68%). Además, el 64% está a favor de aumentar las restricciones del permiso de conducir en función de la edad y el 61% pide que haya que obtener un permiso para circular por las ciudades con bicicleta o patín.

En este sentido, el director de la DGT, Pere Navarro, destacó ayer en la presentación del informe que, a pesar de estos datos, “hay una cierta conciencia sobre seguridad vial”, y reseñó la importancia de la colaboración público-privada, no sin mencionar que “la administración funciona por presión”.

“Estamos en una época de cambios y esto exige escenarios de reflexión para conocer los caminos que ayuden a dibujar el futuro”, ha puntualizado en su conclusión, tras referirse a cambios en la movilidad por las restricciones y por el cambio en la mentalidad de los usuarios de “propiedad por uso”, entre otros.

Movilidad sostenible, accesible y conectada

Con relación a la movilidad sostenible, 9 de cada 10 opinan que la contaminación de vehículos es un problema importante o muy importante, aunque la mayoría (64%) considera que es la industria el principal “culpable”.

En el apartado de movilidad accesible, el Metro es el transporte público más valorado (con 6,21 puntos sobre 10) aunque, en general, todo el transporte público aprueba, incluido el alquiler de bicicletas. En este punto, los consultados consideran que hay un amplio margen de mejora en cuanto a la accesibilidad de personas con movilidad reducida (40%) y a la seguridad en los desplazamientos a pie con menores (32%).

Respecto a la movilidad conectada, 1 de cada 2 cree que no hay suficiente información sobre el tráfico en tiempo real, lo que podría solucionarse con aplicaciones que ayuden a mejorar la movilidad y a planificar mejores rutas y más rápidas, ante lo que los conductores estarían dispuestos a ceder sus datos personales. En este sentido, de las apps disponibles, los sistemas de navegación son los más utilizados (76%), seguidos del pago en aparcamientos regulados y del uso del transporte público (44%), frente al uso minoritario tanto del alquiler de vehículos como de los agregadores de movilidad, en torno a un 15%.

Finalmente, preguntados por la confianza que, de cara al futuro, les ofrecen los vehículos particulares sin conductor, un 48% dice que no lo usaría, frente al 28% que asegura que sí subiría a este tipo de vehículos, subiendo el porcentaje al 35% entre los jóvenes (18-34 años).

¿Te resulta interesante? Compártela: