riesgos - superar crisis
Noticia, 
Panel de No Vida en el ENTRE 2020

La cobertura de pérdida de beneficio requiere de mecanismos con un enfoque paneuropeo

BDSEmpresasMercado

El primer panel de expertos de No Vida organizado ayer en el marco del XXXVIII Encuentro Intereuropeo de Reaseguros (ENTRE 2020) abordó la repercusión de la Covid-19 en el seguro de Crédito y Caución y en la cobertura la pérdida de beneficio.

Unai Baquero, director de Ramos Generales de Nacional Re, adelantó que aumentará el escrutinio de la calidad crediticia de los asegurados, pero también de todos los actores involucrados en su actividad, como proveedores, compradores, etc.

En este mismo sentido, Oscar Solé, director de Reaseguro del Grupo Catalana Occidente, anotó que “el papel de las aseguradoras de Crédito es la vigilancia de los sectores en los que operan sus asegurados”. Por otro lado, destacó el papel que ha asumido el Consorcio de Compensación de Seguros (CCS) para garantizar la seguridad de las transacciones y de las operaciones comerciales.

Asimismo, Baquero destacó la flexibilidad que han dado las entidades a sus asegurados, así como el acceso a financiación ‘blanda’ articulada a través de los bancos, que también han ampliado los plazos a los clientes afectados por la interrupción de actividad, al igual que algunas empresas de suministro. Todo ello, sin olvidar las ayudas gubernamentales, que permitirán a atenuar la siniestralidad.

Claridad en los clausulados

Respecto al impacto de la interrupción de la actividad, Francisco Moreno, director Comercial de No Vida de Gen Re, especificó que las pérdidas globales se situarán entre 20.000 y 30.000 millones de dólares. Remarcó que las reclamaciones de pérdida de beneficio por interrupción de negocio son prácticamente inexistentes en nuestro país, ya que “los clausulados españoles son claros al exigir que exista daño material para que se active la cobertura”. Sin embargo, en otros países sí que ha aumentado la litigiosidad, como en Reino Unido y Estados Unidos, por ejemplo.

Respecto a las posibles medidas para paliar la pérdida de beneficios ante futuras pandemias, Solé afirmó que la industria aseguradora “no puede cubrir este riesgo con los modelos existentes”, porque afecta simultáneamente a todo el planeta y a todos los sectores, haciendo imposible la diversificación del riesgo. Así, defendió la colaboración público-privada, recayendo el mayor peso en el sector público y con el sector asegurador ocupándose de la parte operativa. Además, recalcó que sería conveniente desarrollar mecanismos con un enfoque paneuropeo.

El ENTRE 2020 está patrocinado por Gen Re, Guy Carpenter, Liberty Mutual Reinsurance, MAPFRE RE, Munich Re, Nacional Re, RGA Re International Ibérica, Scor y Swiss Re.

 

¿Te resulta interesante? Compártela: