Inicio | Noticias | Javier Rivera (presidente de Amaef): «Tenemos clientes, no rehenes»
Javier Rivera (presidente Amaef): "Tenemos clientes, no rehenes"
Noticia, 
XX Convención

Javier Rivera (presidente de Amaef): «Tenemos clientes, no rehenes»

BDSMediaciónMercado

Los miembros de la Junta Directiva de Amaef han decidido introducir algunos cambios y comenzar una nueva etapa como asociación, iniciativa que han aprobado todos sus miembros. Esta decisión ha llevado implícito un cambio de imagen que se presentó públicamente el pasado viernes, en La Granja, coincidiendo con la XX Convención Amaef.

En relación con esta nueva etapa, en el cierre del acto,  Javier Rivera, presidente de la Asociación, dijo que exigen «respeto, pues somos transparentes, serios y profesionales. Que no digamos no significa que no sepamos; y no responder no implica estar de acuerdo»  A esto añadió que «sin arrogancia, pero sin complejos, queremos decir y reivindicar que somos profesionales; que el tiempo nos avala y los números lo reflejan. Tenemos clientes, no rehenes, y desde hoy vamos a decir Bancaseguros con honor de pertenencia».

En la presentación de la nueva imagen, Ignacio Ramos, presidente de la consultoría estratégica de imagen de marca Ciac, argumentó que a la hora de trabajar han tenido en cuenta qué es Amaef, qué rol quiere desempeñar en la distribución de seguros y cuáles son los valores en los que se apoyan en esta Asociación de Profesionales de Bancaseguros que representa el 96% de las primas comercializadas a través de este canal. Con este cambio y de cara a la nueva etapa se quiere resaltar que la Asociación representa a «los profesionales de bancaseguros», asimismo, se busca que «otros mediadores no se les vean como una amenaza»;  piden «reconocimiento» y quieren «reivindicar su profesionalidad».

Esfuerzo de liderazgo descomunal

José Antonio Sánchez, director general de Icea, desarrolló una ponencia en la que habló de los retos y las oportunidades que tiene el sector. En su alocución llamó la atención sobre la importancia de preguntarse si los modelos de negocio actuales pueden competir en el nuevo entorno y si tienen fecha de caducidad. «De momento nos va bien, porque seguimos ganando dinero, pero no sabemos durante cuánto tiempo; lo que sí parece cierto es que si no adaptamos nuestros modelos de negocio corremos peligro. Hay que cambiar la mentalidad de las organizaciones y esto requiere un esfuerzo de liderazgo descomunal». Además, argumentó, “hay que eliminar el miedo a cometer errores, pues estamos más preocupados por esto que por evitar riesgos; hay que mover las barreras del pensamiento pues con miedo no se puede evolucionar”. 

Sánchez también subrayó que hay que tomar conciencia de que «los mercados no tienen la culpa de la situación, la tenemos nosotros porque tal vez no hemos sabido adaptarnos a lo que demanda y quiere el cliente». En el entorno que nos movemos el crecimiento orgánico será muy difícil por lo que abogó por centrarse en el inorgánico, entendiendo como tal «tener clientes rentables, no comprar carteras».

Antes de finalizar, llamó la atención sobre los desequilibrios del mercado y reivindicó «mejorar la productividad y el mix de productos«. También resaltó la importancia de apostar por la inteligencia de negocio, lo que supone «conocer perfectamente al cliente, saber a quién nos dirigimos y si son clientes rentables».  Y, concluyó, «el mercado es igual para todos, a unos les va bien y a otros no, es por las decisiones que se toman».

Evitar el optimismo

En la convención también intervino el economista Daniel La Calle, quien llamó la atención sobre la importancia de aprovechar los vientos de cola, evitar el optimismo que lleva a la confusión y tener cuidado con los fondos europeos. En relación con esto último, recordó el Plan Juncker de 2009, indicando que «no generó ningún efecto multiplicador, por eso hay que tener cuidado de cómo se utilizan los fondos, se deberían destinar a proyectos serios que ayuden a las pymes».  

Partiendo de que la productividad es un problema en España, al que hay que se sumar el paro, el economista animó a «impulsar el crédito enfocado a mejorar los procesos, la eficiencia y la tecnología».   

¿Te resulta interesante? Compártela: