Inicio | Noticias | Interpretación judicial de la cobertura por pérdidas derivadas del cierre por pandemia
Pérdida de beneficios
Blogs Tribuna, 
¿Deberían preocuparse las aseguradoras?

Interpretación judicial de la cobertura por pérdidas derivadas del cierre por pandemia

Por Gonzalo Ardila, socio de Hogan Lovells, y Carmen Tapia, asociada
BDSMercado

Hasta hoy se han publicado cuatro sentencias en materia de cobertura de pérdidas sufridas por negocios de restauración como consecuencia de la paralización de su actividad durante el estado de alarma derivado de la Covid-19.

De entrada debe indicarse que la cuestión analizada en estos casos era similar: el Tribunal debía decidir si las pólizas de responsabilidad civil contratadas por las sociedades demandantes cubrían o no los daños experimentados como consecuencia del cierre de sus negocios durante el estado de alarma.

La primera sentencia fue dictada por el Juzgado de Primera Instancia nº 11 de Oviedo el 19 de noviembre de 2020. En este caso la póliza incluía una cobertura de las pérdidas sufridas por la paralización del negocio siempre que fuera consecuencia de un daño cubierto por la póliza, entre los que no se contemplaba una pandemia. Examinada la póliza, y considerando que se trataba de una cláusula delimitadora del riesgo, el Juzgado concluyó que no había cobertura, lo que, en nuestra opinión, resulta razonable y ajustado al tenor literal del contrato y al espíritu de la Ley de Contrato de Seguro.

Resoluciones contrarias

Las dos sentencias siguientes, de la Audiencia Provincial de Gerona de 3 de febrero y 16 de junio de 2021, sin embargo, resuelven en sentido contrario. Llama la atención la celeridad con la que se sustanciaron estos litigios, considerando que desde el alzamiento de la suspensión de los plazos procesales hasta el primero de estos pronunciamientos transcurrieron escasamente 8 meses.

Por lo que se refiere a la sentencia de 3 de febrero, la Audiencia Provincial obvió el análisis sobre si el daño provenía de un siniestro amparado por la póliza, entendiendo que la exclusión se trataba de una cláusula limitativa, que debía constar especialmente destacada y aceptada. No concurriendo tales requisitos, la exclusión no podía reputarse válida, razón por la que se estimó la demanda.

La sentencia de 16 junio no analizó la cobertura de las condiciones generales porque éstas no habían sido remitidas al asegurado y, por tanto, aplicaron las particulares, donde sobre la cobertura de paralización de la actividad solo se indicaba que estaba incluida. Así, la Audiencia concluye que se trata de un riesgo cubierto no supeditado al cumplimiento de ninguna condición previa (solución probablemente contraria a lo que disponían las condiciones generales).

Cláusulas limitativas y supuesto de fuerza mayor

Finalmente, el 21 de julio el Juzgado de Primera Instancia nº 14 de Granada se pronunció sobre esta cuestión citando el precedente gerundense de 3 de febrero, resolviendo que estas cláusulas son limitativas y señalando que la pandemia no puede calificarse como un supuesto de fuerza mayor por ser previsible.

A la vista de estos escasos pronunciamientos y de sus singulares circunstancias, no es posible (todavía) identificar tendencias jurisprudenciales que permitan anticipar actuaciones que eviten nuevos litigios o mitiguen sus potenciales consecuencias. En todo caso, se trata de precedentes que obligan a revisar cuidadosamente los términos de las pólizas en cuanto a estas coberturas y a estar pendientes de la evolución de estos litigios para adoptar las medidas oportunas.

¿Te resulta interesante? Compártela: