Inicio | Noticias | «Es hora de que se corrija el precio»
sSantiago arechaga swiss re
Noticia, 
Entrevista del BDS

«Es hora de que se corrija el precio»

Santiago Arechaga, CEO de Swiss Re Iberia
BDSEmpresasMercadoProtagonistas

Eventos como la reciente borrasca Filomena ponen de relieve la importancia del sector de los seguros para conseguir una sociedad más resiliente. “El seguro tiene un gran papel que desempeñar ofreciendo ayuda financiera y acumulando conocimientos sobre los riesgos que nos permitan predecir mejor qué zonas son más propensas a determinados riesgos y con qué frecuencia, qué productos pueden satisfacer esas necesidades y cómo podemos hacer que las personas puedan obtener esa protección a un precio asequible”, nos explica Santiago Arechaga, CEO de Swiss Re Iberia. Dada la “conciencia generalizada” de que la frecuencia de que los siniestros relacionados van en aumento, “ya es hora de que se corrija el precio”. “El panorama competitivo todavía tiene que reaccionar a eso”, afirma.

 

¿Cuál es el nivel de aseguramiento en España de los peligros secundarios asociados con el cambio climático?

Si hablamos de la penetración de los seguros de No Vida en comparación con otros países desarrollados de nuestro entorno, podríamos decir que es ligeramente inferior a la media. Pero si hablamos específicamente de la cobertura de la propiedad, especialmente en el segmento minorista, yo diría que la cobertura es relativamente alta, especialmente en las zonas de España donde más se necesita. Cerca del 75% de los hogares están protegidos por un seguro, lo que se acerca al número de hogares que aseguran un coche, que es un seguro obligatorio.

Son muchos los factores que han facilitado esta penetración relativamente alta. Uno de ellos está indirectamente relacionado con el hecho de que los peligros primarios, como los terremotos, y algunos secundarios, como las inundaciones, solo están cubiertos por el CCS para aquellos que tienen una póliza de seguro. Esto ha incentivado tremendamente la compra de seguros en España en aquellas regiones que están más expuestas. Algunos peligros secundarios como las inundaciones están cubiertos por el Consorcio, pero el fuego, las lluvias torrenciales o el granizo y otros similares están cubiertos por la compañía de seguros. Por lo tanto, la cobertura es alta para aquellos que tienen una póliza de seguro para este tipo de peligros.

 

¿Están las empresas suficientemente concienciadas sobre estos riesgos secundarios?

Creo que todo el mundo es consciente, sobre todo en el sector de la propiedad, que se ha visto muy afectado en los últimos cuatro años. Hay una conciencia generalizada de que la frecuencia de las tormentas, las lluvias torrenciales y las inundaciones ha ido en aumento y que ya es hora de que se corrija el precio. El panorama competitivo todavía tiene que reaccionar a eso. Puede que necesitemos diferentes criterios de suscripción en algunas áreas, pero aún no se ha llevado a cabo. Sin embargo, el mercado se está dando cuenta lentamente de que esto está llegando.

 

El seguro tiene un gran papel que desempeñar

¿Cuáles pueden llegar a ser las consecuencias de una mala gestión de estos riesgos?

Bueno, creo que ya estamos viendo esto. El trastorno que estos eventos causan en la sociedad es enorme. En primer lugar, en términos de pérdida de vidas y después el enorme impacto financiero. A corto plazo, es poco lo que podemos hacer para mitigar el impacto de estos riesgos. Podemos hacer más a medio y largo plazo. Podemos buscar protección para convertirnos en una sociedad más resiliente. El seguro tiene un gran papel que desempeñar en este sentido: 1) ofreciendo ayuda financiera y 2) acumulando conocimientos sobre los riesgos que nos permitan predecir mejor qué zonas son más propensas a determinados riesgos y con qué frecuencia, qué productos pueden satisfacer esas necesidades y cómo podemos hacer que las personas puedan obtener esa protección a un precio asequible.

 

¿Existe oferta adecuada por parte de las aseguradoras para cubrirlos? ¿Y por parte del Reaseguro?

Como he mencionado antes, los que tienen una póliza de seguro están cubiertos, limitados a las condiciones negociadas en la póliza. En este momento es cuestión de ser más conscientes de que estos eventos ocurrirán con más frecuencia y que hay un valor al tener una póliza de seguro. Y cuando esto aumenta es porque muy probablemente la vas a necesitar. El seguro es el tipo de cosa de la que solo te das cuenta de lo valiosa que es cuando la necesitas, aunque esperas no necesitarla nunca.

Autor:
¿Te resulta interesante? Compártela: