Inicio | Noticias | ¿Generador de gasto o compromiso empresarial? Perspectiva de la teoría del caos
¿Generador de gasto o compromiso empresarial? Perspectiva de la teoría del caos
Noticia, 
Tribuna

¿Generador de gasto o compromiso empresarial? Perspectiva de la teoría del caos

Paloma Mozo, actriz, dramaturga y directora
REDEWI

No soy una mujer de empresa pues siempre he sido freelance pero, gracias a mi trayectoria como profesional del arte dramático y a mis experiencias vitales, conozco bien el funcionamiento de los organismos vivos, en cuanto a dinámicas y comportamientos se refiere. ¿Y eso qué tiene que ver con una empresa? Todo. Una empresa es un organismo vivo, un sistema complejo y dinámico regido por las leyes de la naturaleza y, en especial, por la ley del caos.

Normalmente, cuando un trabajador entra en un proceso de enfermedad largo o de duración indeterminada como suele ser un cáncer de mama, pasa de ser considerado productivo a verse como un generador de gastos para la empresa; pasa a estar “bajo sospecha” en un compartimento aparte y aislado del resto, en una especie de limbo o estado de suspensión temporal. Esto es lógico desde la perspectiva de una empresa clásica que se rige por un pensamiento lineal y no tiene en cuenta las múltiples variables y posibilidades que se abren tras un diagnóstico de cáncer.

Sin embargo, desde la perspectiva de la teoría del caos, lo que en principio pareciera ser un problema para la empresa, puede convertirse en un beneficio o en la solución de algún otro problema, solo hay que cambiar el enfoque. Y, desde mi punto de vista, el enfoque correcto es el de cuidar a todas y cada una de las células que componen ese organismo vivo, especialmente en los momentos de crisis o enfermedad.

«Una empresa es un organismo vivo, un sistema complejo y dinámico regido por las leyes de la naturaleza y, en especial, por la ley del caos»

La empresa como red de apoyo ante la enfermedad

Por otro lado, es necesario darle cabida a la enfermedad dentro de las empresas porque cada vez hay más diagnósticos de cáncer de mama y otras enfermedades graves. ¿De qué manera?

Creando un departamento dentro de la empresa dedicado a apoyar a las trabajadoras enfermas. Lo ideal sería que todas las empresas tuvieran ese departamento y que se pudiera crear una red de apoyo entre ellas, al menos entre las pertenecientes al mismo sector. La labor de ese departamento sería la de acompañar a la mujer durante todo el proceso de enfermedad dándole apoyo administrativo con todos los trámites y gestiones que conlleva una baja larga, que se convierten en un infierno cuando se está enferma y sin fuerzas, y proporcionándole información acerca de sus derechos respecto a, por ejemplo, solicitar grados de discapacidad al INSS.

Por otro lado, ofrecerle apoyo terapéutico no cubierto por la Seguridad Social, si fuera necesario, o cuando menos, servir de conexión directa con las asociaciones y grupos correspondientes.

La incapacidad temporal tiene una duración máxima de 12 meses prorrogables a 18, a partir de los cuales se debe solicitar la incapacidad permanente.

Desgraciadamente, los procesos de cáncer a veces duran más de año y medio y, cuando la persona puede volver a trabajar, la empresa ya no tiene espacio para ella. Esta incertidumbre es un estrés añadido al de la propia enfermedad, que se podría evitar si la empresa se comprometiera a reservar el puesto de trabajo durante dos o tres años o, cuando menos, a ofrecerle otro dentro de la misma empresa.

¿Qué puede aportar una mujer con cáncer de mama a una empresa y, por tanto, a la sociedad? Desde luego, una perspectiva más real acerca de la vida, más aterrizada, con las prioridades mejor colocadas y las capacidades de riesgo más estudiadas. A una mujer que ha visto la muerte de cara y ha vencido el miedo, la quiero en mi empresa.

*Este artículo ha sido escrito apoyándome en los datos y las opiniones de dos mujeres maravillosas que también pasaron por un cáncer de mama y que toda su vida han trabajado dentro de alguna empresa: Rocío de la Llana y Sandra Marín, ésta última de la asociación Xarxa en Rosa.
¿Te resulta interesante? Compártela: