Inicio | Noticias | Francisco Carrasco: “Lo más novedoso del Consultation Paper es la introducción de la nueva perspectiva macroprudencial”
Noticia, 
Revisión 2020 de Solvencia II

Francisco Carrasco: “Lo más novedoso del Consultation Paper es la introducción de la nueva perspectiva macroprudencial”

Mercado

Así, antes de entrar en detalle sobre los aspectos que modificará la revisión de 2020, Carrasco enumeró los trabajos realizados con anterioridad hasta llegar a la primera reforma de Solvencia II en la que “se revisó la formula estándar del SCR y que, tras su publicación en el Diario Oficial de la Unión Europea en junio, ya está en vigor en la mayoría de sus elementos”. Hay parte de la reforma, con mayor impacto, que, para que las entidades puedan introducir poco a poco las adaptaciones correspondientes, se aplazó su entrada en vigor hasta el 1 de enero de 2020. Esta parte, según subrayó Francisco Carrasco, “está relacionada con la capacidad de absorción de pérdidas de los impuestos diferidos; ámbito que, aunque tiene un elevado impacto, no contaba con reglas suficientemente claras. Hasta la fecha, la armonización en este sentido no se estaba cumpliendo suficientemente, por eso se adoptan una serie de normas con el fin de estar seguros de que las decisiones que se están tomando están adaptadas al entorno económico actual”.

En la nueva reforma de 2020 se vuelve a revisar, dentro de los 19 apartados preparados por la Comisión, el SCR de la fórmula estándar, pues aunque hay algunos riesgos que se estudiaron para la anterior revisión, la Comisión Europea consideró que era mejor dejar su modificación para 2020. Entre estos aspectos, uno de los más destacados es el estrés de los tipos de interés, ya que se trata de uno de los factores “con mayor peso en términos de carga de capital y hay que establecer un punto mínimo de estrés”. No obstante, según resaltó Carrasco, “lo más novedoso de la reforma es la nueva perspectiva macroprudencial que se introduce”. En este sentido, recordó que en España hace pocos meses se constituyó la Autoridad Macroprudencial Consejo de Estabilidad Financiera.

Otra novedad es la que tiene que ver con recuperación y resolución de entidades aseguradoras, “algo que puede sonar etéreo, pero cuando se habla de ello en el ámbito bancario todos sabemos qué componentes toca”.

Consulta pública

Francisco Carrasco también subrayó que EIOPA el pasado mes de octubre publicó en su web un informe que recoge una primera visión de lo que considera que debe de ser la reforma de Solvencia II; el documento lo puede consultar cualquier persona interesada e incluso puede emitir sus comentarios, ya que se trata de una consulta pública en la que la EIOPA expone la postura que ha tomado en muchas cuestiones, otras materias las deja abiertas y, en otras, pide opinión. “Los comentarios se pueden enviar hasta el 15 de enero”, recordó.

Tras explicar este funcionamiento, Carrasco analizó algunos de los aspectos más destacados que aborda la reforma en la que se está trabajando. Uno de ellos es “el denominado principio de proporcionalidad y que, aunque se disemina por toda la norma, hay que mejorarlo un poco más, pues Solvencia II se aplica a grandes grupos y a empresas más pequeñas, por lo que hay que ver qué aspectos hay que tener en cuenta en función del tamaño. Ocurre lo mismo desde el punto de vista de los riesgos”, dijo. Además, también se hace otro estudio de proporcionalidad que “es el que tiene que ver con cada uno de los tres pilares: el Pilar I, cuantitativo; el Pilar II, de Gobernanza; y el Pilar, III de reporting”. En el Pilar I, “el documento de EIOPA es bastante abierto y pide propuestas concretas a los interesados sobre cómo aplicar la proporcionalidad en provisiones técnicas, por ejemplo”. Otro elemento de trabajo son “las exigencias del cálculo de los requisitos de capital, pero en este ámbito la pregunta que realiza EIOPA es más cerrada”.

En el Pilar II, junto con las funciones claves y otros elementos, el principio de proporcionalidad también afecta al ORSA, es decir, valorar “la medida en la que el perfil de riesgo de una empresa se aparta de las hipótesis en que se basa el capital de solvencia obligatorio, cada dos años en vez de anualmente”. Por su parte, en el Pilar III, en el principio de proporcionalidad, se está trabajando para eliminar algunos reporting y simplificar otros, “algunos de los que se eliminan no se pierde totalmente la información, ya que se integra en otro que sí se va a mantener”.

Otros puntos de revisión

En materia de Fondos Propios lo que se ha estudiado es en comparación con los Fondos Propios que tiene la banca, con el fin de equilibrar el terreno de juego y evitar el arbitraje regulatorio a nivel financiero. Es decir, argumentó, “que para las aseguradoras no sea ni más caro ni más barato que para los bancos allegar fondos propios que permitan reforzar su solvencia”. No tienen que ser idénticos, ya que, por ejemplo, tanto los tipos de riesgos como los activos y pasivos de ambos son muy diferentes, por lo que en principio no se proponen cambios.

También se vieron las modificaciones que previsiblemente se introducirán en el ámbito de Libre Prestación de Servicio y Derecho de Establecimiento relacionadas, básicamente, con la solicitud de autorización y modificación de información, pues según apuntó “EIOPA considera que hay que fortalecer el reporting en esta materia”.

En lo relativo a los aspectos macroprudenciales la Comisión Europea pide valoración sobre una lista cerrada de elementos, sobre todo, del Pilar II. La primera conclusión a la que se llega es que, además de los cuatro puntos cerrados que se solicitaron, “hay otras herramientas que deberían ser parte del marco de Solvencia II”.

En cuanto a la recuperación y resolución se está valorando que el marco legal debería recoger los objetivos de la resolución y que las autoridades de resolución nacional deberían tener un amplio abanico de poderes de resolución.

Acceso a la consulta de EIOPA sobre la reforma de Solvencia II

 

Para profundizar sobre estas cuestiones, INESE desarrollará, junto a IL3-Universidad de Barcelona, desde febrero hasta junio 2020, la IX edición del Postgrado Universitario de Solvencia II.