Inicio | Noticias | “Es un fracaso que tengamos que hablar de las mujeres científicas”
“Es un fracaso que tengamos que hablar de las mujeres científicas”
Noticia, 
Montserrat Guillén, directora del Risk Center de la Universidad de Barcelona

“Es un fracaso que tengamos que hablar de las mujeres científicas”

Entorno

Montserrat Guillén, catedrática y directora del Risk Center de la Universidad de Barcelona, investiga sobre seguros y gestión cuantitativa de riesgos y presidenta del jurado del X Premio Internacional de Seguros Julio Castelo Matrán. Especializada en la investigación de métodos estadísticos para la ciencia actuarial, reconoce que faltan mujeres en las carreras técnicas. Un hecho al que hay que sumar que “hay muy pocas que traspasen las exigencias de dedicación que impone una carrera científica”. Asevera que costará cambiar esta tendencia: “Hay que mejorar la imagen social y profesional, no ver a la mujer STEM como un caso excepcional sino normal. Para mí es un fracaso que tengamos que hablar de las mujeres científicas. Lo importante es el calificativo, que sea un científico en masculino o en femenino no debería ser la noticia”.

 

Cuando se buscan ‘expertos’ y más enfocados a carreras STEM parece que cuesta encontrar referentes femeninos ¿Qué opinión te merece esta afirmación? ¿Has vivido esta situación durante estos años, has sentido alguna desigualdad en el trascurso de tu carrera?

Hay pocas mujeres en carreras técnicas y muy pocas que traspasen las exigencias de dedicación que impone una carrera científica: años de sacrificio, movilidad, inestabilidad laboral. Este recorrido es muchísimo más angustioso para una mujer, ya que tiene su reloj biológico, que no da tregua. Aunque es habitual corregir la evaluación curricular de mujeres que han sido madres mediante el descuento de los meses de baja, por ejemplo, no se logra amortiguar en absoluto el impacto emocional que afecta a muchas investigadoras y que tiene que ver con la conciliación de una vida familiar estable con una profesión tan vocacional y exigente. Personalmente, no he sentido nunca un trato desigual, pero sí he tenido momentos de mucha soledad, en un contexto masculinizado.

¿Crees que está cambiando la preferencia de las mujeres hacia carreras más técnicas? ¿Sino es así, cómo crees que se puede potenciar el interés hacia carreras STEM?

No ha mejorado. Las cifras de mujeres con titulación STEM ya es inferior a de los hombres y, además, no aumenta, sino que disminuye porcentualmente cada año. Costará cambiar esta tendencia. Hay que mejorar la imagen social y profesional, y no ver a la mujer STEM como un caso excepcional sino normal. Para mí es un fracaso que tengamos que hablar de las mujeres científicas. Lo importante es el calificativo, que sea un científico en masculino o en femenino no debería ser la noticia.

Y el caso del Seguro: ¿Cómo puede atraer el sector asegurador a la mujer de carreras técnicas?

Explicándose más. El sector asegurador es uno de los más discretos que existe. Su reputación es importante porque todo el negocio se basa en la confianza: pagamos la prima y confiamos en que recibiremos una compensación. Eso hace que sea un gran desconocido. Si las jóvenes científicas entendieran bien qué es el Seguro, estoy absolutamente convencida de que muchas querrían volcarse en él. Hace falta ese talento en múltiples disciplinas porque los seguros cubren todas las ramas: la industrial, las telecomunicaciones, las ciencias médicas. Es un entorno óptimo para las mentes pluridisciplinares.

Si las jóvenes científicas entendieran bien qué es el Seguro, estoy absolutamente convencida de que muchas querrían volcarse en él. Es un entorno óptimo para las mentes pluridisciplinares.

Un análisis más profundo de lo que es el éxito

Con el fin de impulsar el liderazgo femenino a la luz de las bajas cifras de mujeres directivas ¿cómo potenciar que haya más mujeres en puestos de responsabilidad dentro de las compañías?

Evaluando a más largo plazo. La mayoría de los indicadores en las empresas son cortoplacistas y además unidimensionales. Si se hiciera un análisis de mayor alcance y atendiendo a más dimensiones en la consideración de qué es un éxito y qué no lo es, las mujeres tendrían la posibilidad de escalar más posiciones. Somos genuinamente así: consideramos más factores y a más largo plazo.

¿Qué papel debe jugar las empresas y organizaciones para que haya más mujeres en puestos de responsabilidad?

Sería fundamental analizar la carrera profesional femenina desde una perspectiva que tenga en cuenta factores emocionales.

Es fundamental analizar la carrera profesional femenina desde una perspectiva que tenga en cuenta factores emocionales

¿Eres partidaria de cuotas/discriminación positiva etc, o crees que se debe potenciar de otra manera?

Soy partidaria de incluir discriminación positiva para los STEM en los puestos de responsabilidad. Por decirlo lo más claro posible, y viendo como son los perfiles, hace más falta tener a un matemático en el consejo que a una mujer.  Pero para ello hay que preparar a los STEM, que no vienen con las capacidades necesarias adquiridas.

Y el hombre, ¿qué papel crees que debe jugar como potenciador de la diversidad en una compañía?

Teniendo una posición neutral. Ningún hombre debe pasar por delante de una mujer por el mero hecho de serlo, pero tampoco puede suceder lo contrario. Sería imperdonable.

«El Seguro es especial»

¿Qué le atrajo del Seguro?

Personalmente, vi una forma de contribuir al bienestar a partir de mi formación en Ciencias Matemáticas y análisis de datos estadísticos. Cualquier producto asegurador requiere unas bases técnicas de una complejidad cada vez más creciente. Sin un fundamento matemático es imposible comprender la profundidad de los conceptos aseguradores, inversiones e instrumentos técnicos que se manejan hoy en día. Eso me motivaba, pero lo que más admiro es que el Seguro es la manifestación de solidaridad entre personas. Comprometernos pagando una prima para ayudar a quien ha sufrido un siniestro y saber que, si somos nosotros quienes lo sufrimos, tendremos el respaldo de los demás. En resumen, el Seguro es especial y requiere unas aptitudes singulares. Supone para mí la intersección de lo que considero importante.

¿Cómo puede hacer el sector asegurador para ser más atractivo para el talento joven?

Argumentando que es un sector clave para el progreso. Organizando charlas en las universidades, competiciones, concursos… Educando y mostrando que el Seguro del siglo XXI es más que nunca prevenir antes de que ocurra un accidente; eliminar el riesgo.

Un extenso currículo

Es complicado hacer un perfil de Montserrat Guillén Estany (Barcelona, 1964) porque su currículo ha ido creciendo sin pausa al ritmo de los más de treinta años de docencia e investigación en universidades de España, Europa y Estados Unidos. Ella prefiere simplificarlo al presentarse como “matemática, estadística de formación y doctorada en Economía”. Entre sus logros, además del ‘II Premio Internacional de Seguros Julio Castelo Matrán’, que recibió –“con ilusión”, nos contaba Mercedes Sanz-, junto a otros cinco colegas por el estudio ‘El Seguro de Automóviles: estado actual y perspectiva de la técnica actuarial’.

Destaca que es “una de las pocas mujeres” miembro de la Real Academia de Ciencias Económicas y Financieras, donde ingresó en 2015 con un discurso sobre el riesgo y el seguro en la economía, y que es la única docente del ámbito de las ciencias sociales que ha logrado en dos ocasiones, la distinción ICREA Academia, creada con el objetivo de impulsar y premiar la excelencia de la investigación de los profesores de las universidades públicas de Cataluña.

Patrona de la Fundación MAPFRE, es directora del Risk Center de la Universidad de Barcelona, centro especializado en el análisis, la evaluación, la gestión y el control de riesgos en finanzas y seguros, desde el que dirige un equipo de cerca de treinta personas.