Inicio | Noticias | “Es notable la apuesta por la profesionalidad y el talento como fuentes de igualdad en el sector”
Lourdes Perlines, fundadora de Perlines-Consulting Insurance
Noticia, 
Lourdes Perlines, fundadora de Perlines-Consulting Insurance

“Es notable la apuesta por la profesionalidad y el talento como fuentes de igualdad en el sector”

Empresas

“Yo soy perito, así de simple”. Esta afirmación define a Lourdes Perlines, una apasionada de su trabajo que hace un año decidió fundar su propia consultoría, Perlines-Consulting Insurance. “Creo que son necesarias multitud de acciones que se pueden llevar a cabo por la conexión entre el sector industrial/empresarial y el propio Seguro”, nos explica sobre por qué se decidió, entre otros motivos, a dar este paso. Repleta de grandes sueños, pero con las ideas muy claras, hablamos con ella de cómo ha sido su trayectoria, qué retos tiene su profesión y, a través de algunas anécdotas, cuál es su impresión de ser mujer y perito (¿o perita?): “Apuesto por la evolución de la profesión, no sé si en todos los sectores de forma paralela, pero sí es notable la apuesta por la profesionalidad y el talento como fuentes de igualdad”.

Patricia Ojeda

P.- Eres fundadora de Perlines-Consulting Insurance y llevas desde 2018 dando servicios de consultoría en Pericia. ¿Cómo y por qué decidiste emprender y crear tu propia consultora? 

Lourdes Perlines.- Creo que son necesarias multitud de acciones que se pueden llevar a cabo por la inevitable conexión entre el sector industrial/empresarial y el propio sector asegurador. Desde mi propia experiencia como perito colaborador del Seguro pude valorar la carencia existente en la interrelación entre ambos; fue lo que me llevó a tomar la decisión de fundar mi propia consultora.

P.- ¿Qué tipo de actividad desarrollas, en qué estás especializada y cómo se estructura el negocio? ¿Objetivos marcados?

Lourdes Perlines.- Nuestro foco principal dentro del sector empresarial es la resolución de problemas; ese es nuestro lema. Realizamos Informes Periciales de parte, judiciales, en varias especializaciones; pero en esta nueva etapa nuestra pretensión es englobar todas las actuaciones precisas para la solución de una crisis, desde atender las primeras lágrimas hasta dar por resuelto un conflicto del alcance y naturaleza que sea, con plena satisfacción”.

En ocasiones, iniciamos un encargo profesional con solicitud de Informe Pericial y avanzamos cotizando por la propia negociación con las partes en conflicto. Confiamos en el acercamiento de las partes como la solución más acertada ya que hay que tener muy en cuenta las relaciones previas existentes cuando se desencadena una incidencia entre proveedores, por ejemplo, y a la vez, trabajar por el sostenimiento y mantenimiento de las mismas.

Asimismo, apostamos por planificar de forma previa las diferentes situaciones a las que el empresario tiene que hacer frente ante sus propias necesidades, anterior a la transferencia de sus riesgos al mercado asegurador. Existe un vacío muy importante, derivado, a nuestro juicio, del desconocimiento de ambos sectores entre sí.

Objetivos marcados ¿Me dejas soñar en alto ¿Posicionarnos en la cabeza-corazón del empresario cada vez que le surja un problema? Que este sienta que está en las mejores manos para la solución del mismo, es lo que pretendemos difundir: confianza, profesionalidad y rigor a través del contrato que comercializamos MyBusinessExpert®.

Dotar de independencia y valía profesional al perito

P.- ¿Cuáles son los principales retos y obstáculos que has encontrado en el camino cómo emprendedora?

Lourdes Perlines.- Hablar de obstáculos desde la posibilidad de haber tenido la suerte de decidir qué hacer en cada momento de mi carrera me parece un tanto injusto. No creo que las dificultades vayan más allá de los propios retos a los que he decidido hacer frente y que, a la vez, hace frente cualquiera que decida iniciar un nuevo proyecto.

Sí puedo decir que uno de los retos a los que me enfrento es la materialización del perito como figura profesional ajena al sector asegurador, al igual que cualquier otra profesión, es decir, dotar de independencia y valía profesional a su figura.

Desarrollamos en la mediana-gran empresa el contrato MyBusinessExpert®, que incluye una serie de servicios que pretenden solventar el vacío existente en la gestión de problemas en el sector empresarial-industrial. Trasladar o dar a entender la necesidad de ello, es nuestro verdadero reto.

Uno de los retos a los que me enfrento es la materialización del perito como figura profesional ajena al sector asegurador, al igual que cualquier otra profesión, es decir, dotar de independencia y valía profesional a su figura.

P.- ¿Por qué te decidiste a dedicarte al peritaje? ¿Qué te llamó la atención de esta profesión?

Lourdes Perlines.- ¡Verás qué curioso!  Empecé en esta profesión, allá por el año 2000, sin saber ni tan siquiera de su existencia. Enseguida comprobé que era la horma de mi zapato. Aún recuerdo cuando casi terminé mis primeros estudios académicos, cómo necesitaba experimentar por mí misma lo que era capaz de hacer. Entonces acababa de montar mi propia oficina técnica en Benavente, mi ciudad natal, que al comienzo compatibilice con la profesión de perito; posteriormente me fue absorbiendo de tal manera que yo soy perito, así de simple.

El paralelismo entre mis propias inquietudes personales y profesionales que he podido desarrollar como perito, el contacto con multitud de gente, el poder ayudar a personas en situaciones más o menos complicadas, me resultó, desde el inicio, tremendamente atrayente.

“Nunca me he dejado intimidar”

P.- Eres mujer y perito, una profesión muy masculina ¿has notado algún sesgo al respecto? ¿Crees que tuviste que hacer más esfuerzo por ser mujer?

Lourdes Perlines.- Déjame repetirte alto y claro lo que dije hace poco en la presentación oficial del MyBusinessExpert® en Santander: “creo que tengo una de las profesiones más bonitas del mundo”. A partir de ahí, sesgos, sobreesfuerzo,…. creo que ninguno más que el de cualquier otro profesional, masculino o femenino, al que le apasione su profesión.

He vivido anécdotas divertidas, algunas más que otras, pero en ningún caso me he dejado intimidar, es más, ni mención a la gesta. Sería mí, no sé si llamarlo consejo, no me agrada mucho esa palabra, impresión al respecto.

Descubrí el machismo, por ponerle nombre, en su sentido más peyorativo, en 2012, cuando comencé en el sector naval, con una experiencia de más de 12.000 asuntos tramitados, lo que me facilita mucho la gestión. Lo interpreté como un nuevo reto. Esta nueva situación me hizo ser consciente del sesgo en una visión más positiva del que había disfrutado hasta el momento, te hablo de ámbitos como el ganadero, agrícola, industrial… en los que quizás también tiene cabida dicha actuación y nunca fue así. Entiendo, si me lo permites, que el ser consciente de una realidad, no puede posibilitarte el adoptar un papel de víctima, al contrario, creo que la lectura pasa por hacer valer de forma discreta y profesional tu valía, sin más connotaciones.

P.- Desde que comenzaste hasta ahora ¿crees que ha cambiado la profesión? ¿Notas que ha evolucionado en cuanto a diversidad e inclusión este sector?

Lourdes Perlines.- Curiosamente, en la zona en la que inicio mi andadura en el sector naval hay más compañeras perito que las que tenía en mi anterior etapa y, a la vez, denoto la existencia de una situación para mí del todo desconocida (como es la alerta porque “es una perito o perita, ¡jjj!”). Insisto en la consideración de anécdotas hecha con anterioridad.

En todo caso, me atrevo a decir que, afortunadamente, creo y apuesto por la evolución de la profesión, no sé si en todos los sectores de forma paralela, pero sí es notable la apuesta por la profesionalidad y el talento como fuentes de igualdad.

P.- Ahora la diversidad de género, la brecha salarial, el techo de cristal forman parte del día a día de las empresas, ya no suena raro ¿crees que hay un cambio real hacia la igualdad en las empresas, instituciones, gobierno, en general, en toda la sociedad?

Lourdes Perlines.- En mi humilde opinión, creo que no se está haciendo nada bien. Hace aproximadamente un año tuve la ocasión de escuchar en un foro de mujeres empresarias a Isabel Tocino, quien alertaba de la situación, de la moda en que se estaba convirtiendo la representación de la mujer en el ámbito profesional. Hacía alusión al factor socioeconómico como principal fuente de impulso; me temo, que así resulta. Créeme si te digo que me gustaría equivocarme en mi impresión al respecto.

P.- ¿Qué más crees que queda por hacer o se podría hacer para lograr una igualdad real en la sociedad, empresas, estado…?

Lourdes Perlines.- No sé si soy yo la que puede dar las mejores correcciones. No tengo hijos, por ejemplo, pero sí multitud de amigas con niños y tengo una sobrinita o sobrinaza. A todas las he escuchado decir que la paridad al respecto de la baja por maternidad es un error y, por otro lado, se vende como un avance muy notable en la materia. Pienso, de forma global, que estamos en una era donde la imagen prima sobre lo auténtico, lo real, la realidad, a partir de ahí…… la distorsión es inevitable.

Pienso, de forma global, que estamos en una era donde la imagen prima sobre lo auténtico, lo real, la realidad, a partir de ahí…… la distorsión es inevitable.

La profesionalización, ese gran reto

P.- A nivel global: ¿qué retos crees que tiene la Pericia por delante?, ¿cómo está influyendo en la profesión la tecnología y las nuevas regulaciones? ¿cuál es la salud del sector? ¿otros aspectos que quieras destacar?

Lourdes Perlines.- Entiendo que como cualquier otra profesión, la profesionalización, la formación continua es más que necesaria, la polimatía. La tecnología, muy bienvenida, todo lo que sean avances es positivo para todos los sectores.

La salud de la profesión es complicada, porque falta rigor en lo que se sabe hacer y en lo hecho; no puede condicionar un dictamen pericial el propio pagador y en ocasiones sucede. Nos adentramos en nuestro propio foso; es lo que más me entristece. Destacaría la dignidad en la profesión, la honestidad y la honradez, como capacidades o cualidades de especial mención. Somos muchos los que nos alineamos en estas actitudes y luchamos por ello. Claro que sí.

Autor: